regulador de velocidad amoladora


¿Necesitas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Elige tu regulador de velocidad amoladora para uso casual o técnico.

Cómo escoger una regulador de velocidad amoladora

La regulador de velocidad amoladora es un mecanismo que hace rotar un disco a muy elevadas revoluciones. En función del disco por el que se haya optado se pueden ejecutar trabajos de bricolaje totalmente distintos.

De este modo con una regulador de velocidad amoladora podremos hacer tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los fines más comunes en diferentes tipos de materiales como pedruscos, baldosas, terrazo, granito, metal, tablas…

Características que no puedes desconocer al escoger una regulador de velocidad amoladora

  • Fuerza: especifica la capacidad de tarea. A mayor cantidad de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor potencia, mayor carga de trabajo tiene la regulador de velocidad amoladora y mayor se ajusta en materiales distintos. Puedes preferir entre regulador de velocidad amoladora de 750 W, de 1500 W de motor y de más de 1500 W.
  • Medida de la regulador de velocidad amoladora. La medida de la regulador de velocidad amoladora viene determinada por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son perfectas para trabajos donde debido al pequeño espacio de trabajo necesitamos algo pequeño para maniobrar bien. Debido a su poco peso y dimensión son ideales para trabajos pequeños. Se manejan para cortar y desbastar superficies de difícil acceso; para materiales menos duras; y para trabajar espesores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora está diseñada para efectuar diferentes trabajos en tu casa: decapar listones o metales, corte de cilindros, varillas metálicas, cortar cerámica, limar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de más potencia y se usan para reparaciones más pesadas. Se emplean para cortar y desbastar extensiones grandes y para reparar materiales de espesores de hasta 60 mm. Es recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En esta web de herramientas siempre hablamos sobre herramientas de toda clase e incluso, damos indicaciones sobre el empleo práctico de las herramientas.

En este caso, vamos a explorar qué es la regulador de velocidad amoladora y para qué sirve.

regulador de velocidad amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la regulador de velocidad amoladora?

La regulador de velocidad amoladora es un utensilio eléctrico, manual y está conformada por un mecanismo eléctrico de alta potencia, que se encuentra encajado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al eje del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se ensambla el disco. Los discos para amoladora que se utilizan definen la acción a desarrollar o viéndolo desde otro punto de vista, según el trabajo a hacer, se elegirá un disco determinado para realizarla con mayor calidad.

¿Para qué sirve la regulador de velocidad amoladora?

Este es sin lugar a dudas el punto más notable, porque aclarar para qué es apta la regulador de velocidad amoladora te dará la opción de intuir qué tipo de valor puedes esperar de ella en tu obrador.

la regulador de velocidad amoladora es ideal para ejecutar una altísima suma de labores, ya sea de forma técnica, en la fábrica o bien para tareas en casa y el motivo se debe a su enorme diversidad en las tareas.

Aunque no lo dirías nunca, con un modelo pequeño vas a cortar mármol con la regulador de velocidad amoladora, como también partir cerámica con la regulador de velocidad amoladora además de aprovechar la regulador de velocidad amoladora con el fin de cortar pared.

En definitiva:La clave para asimilar para qué usamos la regulador de velocidad amoladora es comprender que se desempeña, se mueve a la perfección para elaborar labores de corte, pulido y desbaste.

En el mercado existen dos tipos de amoladoras: las pequeñas, conocidas como mini amoladoras, que emplean discos de 115.mm o 125.mm, mientras que sus potencias alternan entre los 500W y los 1500W y las grandes, a las que se les aplica discos de 230.mm, consiguiendo unas potencias más altas, situándose a los 2000W y 2600W.

Como hemos comentado, según el trabajo a realizar, será necesario la medida de disco a utilizar. Y deberemos saber bien qué necesitamos hacer pues encontraremos una gran diversidad de opciones, siendo los más comunes los discos para pulir y el famoso disco diamantado… ¡Debes conocer la amplia catálogo de discos para amoladora!

Empleos de la regulador de velocidad amoladora

Debemos tener claro que trabajar con la regulador de velocidad amoladora es tan válido para los pequeños trabajos de bricolaje así como las tareas en el ámbito profesional. la regulador de velocidad amoladora son utensilios que no tienen desigualdad entre distintos de trabajo. Si bien podríamos pensar que para tareas profesionales debemos adquirir regulador de velocidad amoladora más potentes y de mejores marcas, no tiene por qué ser así.

En determinados trabajos domésticos necesitaremos un uso fuerte de la regulador de velocidad amoladora, y puede ser que en muchos trabajos industriales la dureza de trabajo a la que sometemos la regulador de velocidad amoladora será menor que un uso doméstico por lo que no necesitaremos gastarnos más dinero. En resumen: tendremos que escoger y elegir un producto habiendo analizado el uso que le vayamos a dar a la regulador de velocidad amoladora, independientemente de que que la su utilidad sea para tareas del hogar o profesionales.

Aplicaciones de la regulador de velocidad amoladora

Como ya hemos dicho la regulador de velocidad amoladora sirven para muchas tareas entre los que se encuentran: lijar, pulir o hacer cortes finos en plásticos… Justo en el corte esta pequeña sierra da su mejor resultado ya que dichos cortes son rectos y limpios.

En el mercado se encuentra, habitualmente, lo más normal, dos clases de la regulador de velocidad amoladora: Las normales y las minis. La principal diferencia es el tipo de trabajo que debemos realizar. Mientras que las tareas más sutiles se es posible realizar con una mini, los trabajos pesados se suelen hacer con la regulador de velocidad amoladora normales.

Empleo de la regulador de velocidad amoladora en el entorno profesional

la regulador de velocidad amoladora entrega unos perfectos rendimientos en cuanto a los cortes que realiza, ya que realiza cortes rectos y límpios.

Por otro lado, gracias a la regulador de velocidad amoladora, se logra una mayor efectividad a causa del ahorro de minutos en el trabajo terminado.

Un ejemplo de tareas que se pueden realizar con la la regulador de velocidad amoladora, son cortes con punta en caños de acero. Es decir, haciendo un corte en el caño con una punta a 45 grados, obtendremos dos tubos, que si los fusionamos, formarán un vértice de 90 grados, del tubo recto original.

Resumiendo, dependiendo de la obra o encargo a terminar, necesitarás la regulador de velocidad amoladora con más, o menos capacidad. Veremos cada caso.

Usos de la regulador de velocidad amoladora en el ámbito doméstico

El empleo de la regulador de velocidad amoladora para habituales reformas en el ámbito doméstico. Concretamente, labores de bricolaje, aunque incluso puede usarse para decapar metales, cortar caños, barras metálicas, azulejos…

Según la capacidad de la regulador de velocidad amoladora podremos hacer tareas más complejos o más fáciles.

Cómo usar la regulador de velocidad amoladora

Ahora que ya sabes qué es la regulador de velocidad amoladora, y su cometido, os contamos cómo trabajar con ella y precauciones a considerar. Esencialmente, para el bricolaje en el domicilio será suficiente con la regulador de velocidad amoladora.

Sin embargo, en su uso común (en el ámbito no doméstico), será necesario utilizar la regulador de velocidad amoladora de mayor tamaño.