radial o amoladora


¿Debes cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Escoge tu radial o amoladora para uso casero o profesional.

Cómo seleccionar una radial o amoladora

La radial o amoladora es un instrumento que hace rotar un disco a muy elevadas revoluciones. En función del disco por el que se haya optado se pueden efectuar tareas de bricolaje distintos.

De este modo con una radial o amoladora se realizan tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las funciones más corrientes en diversos tipos de materiales como guijarros, teja, cerámica, granito, metal, madera…

Características que deberías conocer al elegir una radial o amoladora

  • Potencia: especifica la capacidad de tarea. A más amplitud de vatios (W), o lo que es lo mismo a mayor potencia, mayor carga de trabajo tiene la radial o amoladora y mayor adaptación en materiales distintos. Puedes seleccionar entre radial o amoladora de 750 W, de 1500 W de motor y de más de 1500 W.
  • Dimensión de la radial o amoladora. La medida de la radial o amoladora se determina por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son geniales para reparaciones donde la manejabilidad es importante. Por su poco peso son ideales para trabajos pequeños. Se manejan para cortar y desbastar materiales de complejo acceso; para superficies no tan duras; y para trabajar densidades de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora nos permitirá desarrollar distintos trabajos en tu residencia: decapar troncos o metales, corte de cilindros, varillas metálicas, cortar porcelana, pulir, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de máxima fuerza y se emplean para tareas más pesadas. Se usan para cortar y desbastar materiales grandes y para aplicarse en materiales de grosores de hasta 60 mm. Muy recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este site hablamos sobre herramientas para todas las ocasiones e incluso, siempre damos indicaciones sobre el uso apropiado de las mismas.

En este artículo, vamos a descubrir qué es la radial o amoladora y sus usos.

radial o amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la radial o amoladora?

La radial o amoladora es un utensilio eléctrico, manual y está constituida por 1 mecanismo eléctrico de alta poder, que se halla conectado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se encaja el disco. Los discos para amoladora que se aplican limitan la actividad a desenvolver o podríamos decir que, dependiendo la faena a desarrollar, se elegirá un disco especial para llevarla a cabo.

Para qué está pensada la radial o amoladora?

Este es sin lugar a dudas el punto más importante, porque especificar para qué vale la radial o amoladora te dará la opción de saber qué clase de valor puedes conseguir en tu obrador.

la radial o amoladora se puede usar para producir una gran suma de labores, ya sea de forma experta, en el estudio como también para tareas de artesanía y el motivo se debe a su formidable diversidad en las tareas.

Aunque no te lo creas, con un modelo mini no tendrás problemas en cortar mármol con la radial o amoladora, como también recortar cerámica con la radial o amoladora o incluso aprovechar la radial o amoladora para cortar pared.

En resumen:La clave para conocer para qué funciona la radial o amoladora es saber que trabaja a la perfección para efectuar labores de corte, pulido y desbaste.

Si miras modelos podrás encontrar dos tipos de amoladoras: las pequeñas, conocidas como mini amoladoras, que consumen discos de 115.mm o 125.mm, normalmente con potencias entre los 500W y los 1500W y las amoladoras (sin más adjetivos), que consumen discos de 230.mm, consiguiendo unas potencias más altas, situándose entre 2000W y 2600W.

Dijimos anteriormente que según la actividad a hacer, será necesario qué disco a utilizar. Y deberemos elegir cuidadosamente pues debes ser conocedor que existe una enorme gama de opciones, siendo los más comunes los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Debes descubrir la inmensa catálogo de discos para amoladora!

Usos de la radial o amoladora

Lo más importante es comprender que el uso de la radial o amoladora sirve tanto para los inusuales ideas que tengamos de bricolaje como también los encargos en el ámbito profesional. la radial o amoladora son utensilios que no tienen desigualdad entre ambas disciplinas. Si bien lo lógico de pensar es que para tareas profesionales debemos comprar radial o amoladora más robustas y de mejores marcas, muchas veces nos encontraremos con casos contrarios.

En algunas de las tareas domésticas demandaremos de un uso intensivo de la radial o amoladora, mientras que en puntuales aplicaciones industriales la demanda de la radial o amoladora es puramente residual por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. En resumen: Debemos elegir y comprar un producto habiendo analizado el uso que le vayamos a dar a la radial o amoladora, sin tener en cuenta que su función sea para trabajos del hogar o profesionales.

Aplicaciones de la radial o amoladora

Como ya hemos dicho la radial o amoladora sirven para muchas tareas como por ejemplo: lijar, pulir o hacer cortes finos en plásticos… Justo en el corte esta pequeña sierra ofrece los mejores resultados ya que los cortes son rectos y limpios.

En el mercado encontraremos, habitualmente, lo más normal, dos clases de la radial o amoladora: Las normales y las minis. La principal diferencia es la clase de trabajo que queremos ejecutar. Mientras que las tareas más tranquilas se es posible realizar con una mini, los trabajos exigentes se acostumbran a ejecutar con la radial o amoladora normales.

Uso de la radial o amoladora en el medio experto

la radial o amoladora proporciona unos más que buenos resultados en cuanto a los cortes que ejecuta, ya que genera cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la radial o amoladora, se adquiere una mayor optimización a causa del ahorro de minutos en el trabajo terminado.

Un ejemplo de trabajos que se pueden hacer con la la radial o amoladora, son cortes con punta en conductos de chapa. O sea, realizando un corte en el cilindro con una punta a 45 grados, conseguiremos dos cilindros, que si los fundimos, formarán una esquina de 90 grados, de lo que antes era un tubo recto.

Resumiendo, dependiendo de la obra o encargo a terminar, precisarás la radial o amoladora con más, o menos capacidad. Lo vemos a continuación.

Función de la radial o amoladora en el ámbito doméstico

El uso de la radial o amoladora para las comunes reconstrucciones en el ámbito doméstico. En concreto, tareas de bricolaje, si bien asimismo podría utilizar para decapar metales, partir cánulas, varitas metálicas, alicatados…

Según las dimensiones de la radial o amoladora podremos hacer encargos más complejos o más simples.

Cómo usar la radial o amoladora

Ahora que ya hemos explicado qué es la radial o amoladora, y sus usos, trataremos cómo trabajar con ella y cuidados a considerar. Principalmente, para el bricolaje en el domicilio será suficiente con la radial o amoladora.

Sin embargo, en la mayoría de los casos (en el ámbito pro), se recomienda el uso la radial o amoladora de superior fuerza.