que es una amoladora


¿En tu trabajo necesitas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Busca tu amoladora para uso casero o profesional.

Cómo seleccionar una amoladora

La amoladora es un mecanismo que hace rodar un disco a muy altas revoluciones. Dependiendo del disco escogido se pueden realizar trabajos de bricolaje totalmente diferentes.

De este modo con una amoladora podremos hacer trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los empleos más habituales en distintos tipos de materiales como guijarros, ladrillo, azulejos, granito, metal, tablas…

Características que deberías conocer al optar una amoladora

  • Capacidad: determina la cantidad de tarea. A mayor carga de vatios (W), o lo que es lo mismo a mayor watios, mayor carga de trabajo tiene la amoladora y superior se ajusta en materiales diferentes. Puedes seleccionar entre amoladora de 750 W, de 1500 W de potencia y de más de 1500 W.
  • Medida de la amoladora. La medida de la amoladora viene definida por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las indicadas para trabajos donde la manejabilidad es importante. Por su reducido peso y magnitud son ideales para trabajos pequeños. Se manejan para cortar y desbastar espacios de intrincado acceso; para superficies menos duras; y para trabajar densidades de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora está diseñada para elaborar diferentes trabajos en tu casa: decapar tablas o metales, corte de cilindros, varillas metálicas, cortar loza, limar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de más poder y se usan para para usos más duros. Se utilizan para cortar y desbastar superficies grandes y para reparar materiales de espesores de hasta 60 mm. Es recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este espacio escribimos sobre herramientas para todos los trabajos e incluso, siempre damos indicaciones sobre el uso efectivo de las mismas.

Hoy, nos vamos a centrar en explorar qué es la amoladora y sus usos.

amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora?

La amoladora es un utensilio eléctrico, manual y está formada por 1 motor eléctrico de alta potencia, que se encuentra encajado mediante mecanismos reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se une el disco. Los discos para amoladora que se manejan determinan la labor a desplegar o dicho de otra forma, según la faena a desarrollar, se optará un disco concreto a fin de realizarla correctamente.

Para qué está pensada la amoladora?

Este es sin atisbo de dudas el punto más importante, porque determinar para qué es apta la amoladora te dará la opción de saber qué tipo de valor puedes darle en tu zona de trabajo.

la amoladora puede ser utilizada para confeccionar una altísima cantidad de faenas, ya sea de forma profesional, en el garaje como también para tareas en casa y eso es por qué a su gran versatilidad.

Aunque no lo dirías nunca, con un modelo mini no tendrás problemas en cortar mármol con la amoladora, como también cortar cerámica con la amoladora además de usar la amoladora con el fin de cortar pared.

En el fondo:La clave para entender para qué usaremos la amoladora es saber que se desempeña, se mueve a la perfección para ejecutar labores de corte, pulido y desbaste.

En el mercado existen dos modelos de amoladoras: las pequeñas, que normalmente reciben el nombre de mini amoladoras, que emplean discos de 115.mm o 125.mm, y sus potencias suelen estar entre los 500W y los 1500W y las grandes, a las que se les aplica discos de 230.mm, y son modelos con potencias más altas, situándose entre 2000W y 2600W.

Tal como hemos dicho anteriormente: dependiendo la actividad a hacer, será necesario el tipo de disco a poner en la máquina. Y deberemos saber bien qué necesitamos hacer pues tenemos ante nosotros una amplia diversidad de modelos, encontrando como alternativas destacadas los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Conoce la amplia catálogo de discos para amoladora!

Funcionalidad de la amoladora

Debemos tener claro que comprar la amoladora sirve tanto para los fáciles trabajos de nuestro hogar como también nuestros trabajos en el ámbito profesional. la amoladora son utensilios que no tienen diferenciaciones entre distintos de trabajo. Si bien lo lógico de pensar es que en el ámbito profesional debemos adquirir amoladora más profesionales y resistentes, muchas veces nos encontraremos con casos contrarios.

En algunas de las tareas domésticas es posible necesitar un uso continuado de la amoladora, mientras que en muchos trabajos industriales la dureza de trabajo a la que sometemos la amoladora será muy baja por lo que no necesitaremos gastarnos más dinero. La premisa es clara Debemos escoger y elegir un producto habiendo analizado el uso que le daremos a la amoladora, independientemente de que su función sea para tareas del hogar o profesionales.

Aplicaciones de la amoladora

Como ya hemos dicho la amoladora sirven para distintos trabajos entre los que se encuentran: lijar, pulir o hacer cortes finos en madera… Justo en el corte esta pequeña sierra saca su mayor rendimiento ya que estos son rectos y limpios.

En el mercado se encuentra, lo más habitual, dos tipos de la amoladora: Las normales y las minis. La diferencia entre estas dos es la clase de trabajo que debemos ejecutar. Mientras que los trabajos más sutiles se realizarán con una mini, los trabajos exigentes se suelen realizar con la amoladora normales.

Empleo de la amoladora en el ámbito experto

la amoladora dota unos ideales rendimientos en cuanto a los cortes que genera, ya que hace cortes rectos y límpios.

Por otro lado, gracias a la amoladora, se logra una mayor efectividad a causa del ahorro de minutos en el trabajo realizado.

Un ejemplo de faenas que se pueden desarrollar con la la amoladora, son cortes con ángulos en caños de hierro. Es decir, haciendo un corte en el caño con un codo a 45 grados, lograremos tener dos conductos, que si los juntamos, formarán una esquina de 90 grados, del tubo recto original.

En definitiva, según la tarea o encargo a realizar, será recomendable la amoladora con más, o menos poder. Vamos a verlo.

Usos de la amoladora en casa

El uso de la amoladora para las comunes reformas en el ámbito doméstico. Concretamente, labores de bricolaje, aunque asimismo podría usarse para decapar metales, guillotinar caños, barras metálicas, baldosas…

Dependiendo la potencia de la amoladora podremos realizar encargos más árduos o más asequibles.

Cómo usar la amoladora

Ahora que ya sabemos qué es la amoladora, y para qué sirve, os contamos cómo trabajar con ella y prudencias a estudiar. primordialmente, para el bricolaje en nuestro apartamento bastará con la amoladora.

Aunque, en la mayoría de los casos (en el ámbito pro), es necesario el uso la amoladora de mayor fuerza.