que es una amoladora y para que sirve


¿Precisas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Infórmate sobre tu amoladora para uso casero o experto.

Cómo escoger una amoladora

La amoladora es un instrumento que hace rotar un disco a muy altas revoluciones. En función del disco seleccionado se pueden realizar tareas de bricolaje totalmente distintos.

De este modo con una amoladora podremos realizar tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los usos más comunes en distintos tipos de elementos como rocas, baldosas, cerámica, granito, metal, listones…

Aspectos que deberías conocer al seleccionar una amoladora

  • Capacidad: precisa la cantidad de trabajo. A más carga de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor watios, mayor capacidad de trabajo tiene la amoladora y superior se ajusta en materiales diferentes. Puedes elegir entre amoladora de 750 W, de 1500 W de potencia y de más de 1500 W.
  • Medida de la amoladora. El tamaño de la amoladora viene determinada por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las recomendadas para reparaciones donde debido al pequeño espacio de trabajo necesitamos algo pequeño para maniobrar bien. Por su escaso peso y dimensión son adaptables a cualquier situación. Se usan para cortar y desbastar zonas de difícil acceso; para superficies menos duras; y para trabajar grosores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora nos permite desarrollar distintos reparaciones en tu vivienda: decapar listones o metales, corte de caños, varitas metálicas, cortar loza, lijar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de más poder y se emplean para trabajos más pesados. Se usan para cortar y desbastar zonas grandes y para trabajar materiales de grosores de hasta 60 mm. Se recomienda su uso en una mesa de trabajo.

En este espacio hablamos de herramientas de toda clase e incluso, siempre damos indicaciones sobre el uso apropiado de las mismas.

En esta ocasión, vas a explorar qué es la amoladora y sus usos.

amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora?

La amoladora es un utensilio eléctrico, manual y está conformada por un motor eléctrico de altísima fuerza, que se encuentra conectado mediante mecanismos reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente a la barra del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se junta el disco. Los discos para amoladora que se usan definen la tarea a desarrollar o dicho de otro modo, dependiendo el trabajo a elaborar, se adoptará un disco particular para para optimizar el trabajo.

Qué utilidad tiene la amoladora?

Este es seguramente el punto más importante, porque determinar para qué es adecuada la amoladora te posibilitará entender qué clase de empleo puedes conseguir en tu zona de trabajo.

la amoladora es perfecta para hacer una elevada cantidad de trabajos, ya sea de forma profesional, en el estudio ya sea para tareas en casa y eso es por qué a su formidable diversidad en las tareas.

Aunque no te lo creas, con un modelo mini no tendrás problemas en cortar mármol con la amoladora, también podrás cortar cerámica con la amoladora o incluso usar la amoladora para cortar pared.

En el fondo:La clave para comprender para qué usaremos la amoladora es entender que funciona a la perfección para realizar tareas de corte, pulido y desbaste.

Podemos distinguir dos modelos de amoladoras: las pequeñas, también llamadas mini amoladoras, que emplean discos de 115.mm o 125.mm, con potencias que van entre los 500W y los 1500W y las grandes, a las que se les aplica discos de 230.mm, y lógicamente con potencias más altas, estando a los 2000W y 2600W.

Dijimos anteriormente que según el trabajo a hacer, tendremos que qué disco a utilizar. Y deberemos elegir cuidadosamente pues debes saber que existe una gran cantidad de opciones, siendo los más típicos los discos para pulir y el conocido disco diamantado… ¡Descubre la inmensa catálogo de discos para amoladora!

Usos de la amoladora

Debemos interiorizar que comprar la amoladora es tan válido para los inusuales ideas que tengamos de bricolaje como también los encargos en una obra. la amoladora son herramientas que no entienden diferencias entre distintos de trabajo. Ten en cuenta que aunque podamos pensar que para trabajos profesionales debemos comprar amoladora más potentes y duras, no es una verdad universal.

En determinados trabajos domésticos podemos necesitar un uso continuado de la amoladora, y puede ser que en ciertos tareas profesionales la demanda de la amoladora será muy baja por lo que no necesitaremos un modelo top de gama. La premisa es clara tendremos que escoger y adquirir un producto en función al uso que le daremos a la amoladora, sin tener en cuenta que su uso sea para tareas domésticos o profesionales.

Utilidad de la amoladora

Como dijimos anteriormente la amoladora sirven para distintos trabajos entre ellos: lijar, pulir o hacer cortes finos en madera… Precisamente en el corte esta herramienta ofrece los mejores resultados ya que los cortes son rectos y limpios.

En internet encontramos, principalmente, dos tipos de la amoladora: Las normales y las minis. La única diferencia es la clase de trabajo que queremos realizar. Mientras que las faenas más tranquilas se realizarán con una mini, las tareas fuertes se acostumbran a realizar con la amoladora normales.

Empleo de la amoladora en el medio técnico

la amoladora concede unos excelentes resultados en cuanto a los cortes que ejecuta, ya que efectúa cortes rectos y límpios.

También, gracias a la amoladora, se consigue una mayor optimización debido al ahorro de tiempo en el trabajo ejecutado.

Un ejemplo de labores que se pueden efectuar con la la amoladora, son cortes con punta en tubos de hierro. Es decir, haciendo un corte en el caño con un recodo a 45 grados, obtendremos dos cilindros, que si los fundimos, crearán un ángulo de 90 grados, de lo que antes era un tubo recto.

Así que en conclusión, según la tarea o encargo a terminar, será recomendable la amoladora con más, o menos capacidad. Vamos a verlo.

Usos de la amoladora en el bricolaje casero

El empleo de la amoladora para las comunes reconstrucciones en el hogar. Concretamente, tareas de bricolaje, sin embargo también podría emplear para decapar metales, partir cilindros, varitas metálicas, alicatados…

Dependiendo la capacidad de la amoladora podremos realizar trabajos más complejos o más simples.

Cómo usar la amoladora

Ahora que ya sabemos qué es la amoladora, y sus funciones, trataremos cómo usarla y prudencias a estudiar. primordialmente, para pequeños arreglos en nuestra casa bastará con la amoladora.

Sin embargo, en los casos más habituales (en el ámbito no casero), será necesario utilizar la amoladora de mayor potencia.