que amoladora comprar


¿Buscas una herramienta para cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Busca tu amoladora para uso casero o experto.

Cómo elegir una amoladora

La amoladora es un utensilio que hace virar un disco a muy altas revoluciones. En función del disco escogido se pueden desarrollar tareas de bricolaje diferentes.

De este modo con una amoladora se pueden hacer tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las utilizaciones más corrientes en distintos tipos de elementos como piedra, ladrillo, terrazo, granito, metal, tablas…

Características que deberías conocer al optar una amoladora

  • Capacidad: precisa la cantidad de tarea. A más carga de vatios (W), o lo que es lo mismo a mayor potencia, más capacidad de trabajo tiene la amoladora y superior adaptación en materiales distintos. Puedes seleccionar entre amoladora de 750 W, de 1500 W de fuerza y de más de 1500 W.
  • Medida de la amoladora. La dimensión de la amoladora viene determinada por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son perfectas para reparaciones donde debido al pequeño espacio de trabajo necesitamos algo pequeño para maniobrar bien. Gracias a su mínimo peso son adaptables a cualquier situación. Se manejan para cortar y desbastar extensiones de complicado acceso; para zonas más blandas; y para trabajar anchuras de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora nos permitirá elaborar distintos tareas en tu domicilio: decapar troncos o metales, corte de caños, varitas metálicas, cortar azulejos, pulir, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de máxima fuerza y se usan para reparaciones más pesadas. Se utilizan para cortar y desbastar espacios grandes y para trabajar materiales de anchuras de hasta 60 mm. Muy recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este espacio escribimos sobre herramientas de todo tipo e incluso, siempre brindamos sugerencias sobre el empleo apropiado de las mismas.

En este caso, vamos a explorar qué es la amoladora y y toda la información necesaria.

amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora?

La amoladora es un aparato eléctrico, manual y está formada por 1 mecanismo eléctrico de fuerte potencia, que se encuentra encajado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se articula el disco. Los discos para amoladora que se utilizan deciden la labor a desenvolver o dicho de otra forma, dependiendo la labor a desarrollar, se escogerá un disco especial para realizarla correctamente.

Qué utilidad tiene la amoladora?

Este es sin atisbo de dudas el punto más notable, porque explicar para qué se usa la amoladora te dará la opción de saber qué tipo de uso puedes darle en tu zona de trabajo.

la amoladora es ideal para efectuar una altísima cantidad de trabajos, ya sea de forma experta, en el estudio ya sea para trabajos de bricolaje y eso es debido a su enorme diversidad en las tareas.

Aunque no lo dirías nunca, con un modelo mediano es posible cortar mármol con la amoladora, así como recortar cerámica con la amoladora además de aprovechar la amoladora con el fin de cortar pared.

En el fondo:La clave para saber para qué usaremos la amoladora es saber que se desempeña, se mueve a la perfección para efectuar labores de corte, pulido y desbaste.

Actualmente encontramos dos modelos de amoladoras: las pequeñas, también llamadas mini amoladoras, que consumen discos de 115.mm o 125.mm, normalmente con potencias entre los 500W y los 1500W y las grandes, en estas solemos encontrar discos de 230.mm, mientras que sus potencias son más altas, estando en una horquilla entre 2000W y 2600W.

Como dijimos anteriormente, dependiendo la tarea a realizar, tendremos que la medida de disco a equipar. Y no lo tendremos nada fácil pues debemos decir que una gran cantidad de modelos, encontrando como alternativas destacadas los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Descubre la inmensa variedad de discos para amoladora!

Funcionalidad de la amoladora

Lo más importante es comprender que trabajar con la amoladora es tan válido para los fáciles tareas de bricolaje así como los trabajos en un taller. la amoladora son herramientas que no muestran desigualdad entre ambas disciplinas. Si bien lo lógico de pensar es que para tareas profesionales debemos comprar amoladora más profesionales y de mejores marcas, muchas veces nos encontraremos con casos contrarios.

En determinadas tareas domesticas es posible necesitar un uso continuado de la amoladora, y por el contrario en ciertos trabajos profesionales la dureza de trabajo a la que sometemos la amoladora es muy baja por lo que no necesitaremos gastarnos más dinero. La idea que debemos tener en la cabeza: tendremos que elegir y adquirir una herramienta habiendo analizado el uso que le vayamos a dar a la amoladora, sin contemplar que que la su utilidad sea para trabajos del hogar o profesionales.

Aplicaciones de la amoladora

Como dijimos anteriormente la amoladora sirven para muchas funciones como por ejemplo: lijar, pulir o hacer cortes finos en madera… Justo en el corte la amoladora saca su mayor rendimiento ya que los cortes son rectos y limpios.

En las tiendas encontraremos, principalmente, dos tipologías de la amoladora: Las normales y las minis. La única diferencia es la clase de trabajo que debemos ejecutar. Mientras que las faenas más tranquilas se es posible realizar con una mini, las tareas intensivas se suelen realizar con la amoladora normales.

Función de la amoladora en el ámbito experto

la amoladora concede unos excelentes resultados en cuanto a los cortes que ejecuta, ya que hace cortes rectos y límpios.

También, gracias a la amoladora, se adquiere una superior efectividad gracias al ahorro en la duración en el trabajo terminado.

Un ejemplo de faenas que se pueden efectuar con la la amoladora, son cortes con aristas en tubos de hierro. O sea, en hacer un corte en el tubo con una punta a 45 grados, conseguiremos dos cilindros, que si los juntamos, conformarán un vértice de 90 grados, del tubo recto original.

En resumen, dependiendo de la tarea o encargo a realizar, necesitarás la amoladora con más, o menos capacidad. Lo veremos en nuestras recomendaciones.

Usos de la amoladora en el ámbito doméstico

El uso de la amoladora para las comunes reformas en la casa. En concreto, tareas de bricolaje, sin embargo igualmente podría valer para decapar metales, seccionar cánulas, varillas metálicas, ladrillos…

Dependiendo el volumen de la amoladora podremos realizar encargos más difíciles o más asequibles.

Cómo manejar la amoladora

Ahora que ya hemos explicado qué es la amoladora, y sus funciones, vamos a ver cómo trabajar con ella y precauciones a considerar. Esencialmente, para pequeños arreglos en casa bastará con la amoladora.

Sin embargo, en su uso habitual (en el ámbito no doméstico), sería recomendable usar la amoladora de mayor tamaño.