precio de amoladora de banco


¿Requieres de cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Infórmate sobre tu amoladora de banco para uso casual o técnico.

Cómo elegir una amoladora de banco

La amoladora de banco es un mecanismo que hace girar un disco a muy elevadas revoluciones. Dependiendo del disco seleccionado se pueden desarrollar trabajos de bricolaje totalmente distintos.

De este modo con una amoladora de banco se pueden hacer tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los fines más comunes en diferentes tipos de elementos como rocas, baldosas, gres, granito, metal, listones…

Cosas que deberías conocer al optar una amoladora de banco

  • Potencia: limita la amplitud de tarea. A mayor carga de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor potencia, más capacidad de trabajo tiene la amoladora de banco y mayor se ajusta en materiales diferentes. Puedes seleccionar entre amoladora de banco de 750 W, de 1500 W de motor y de más de 1500 W.
  • Dimensión de la amoladora de banco. La medida de la amoladora de banco se define por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las recomendadas para tareas donde la manejabilidad es prioritaria. Debido a su escaso peso y tamaño son muy versátiles. Se usan para cortar y desbastar extensiones de difícil acceso; para extensiones no tan duras; y para trabajar espesores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora está diseñada para elaborar diferentes reparaciones en tu hogar: decapar madera o metales, corte de tubos, varillas metálicas, cortar terrazo, limar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm tienen más fuerza y se emplean para para usos más duros. Se emplean para cortar y desbastar materiales grandes y para trabajar materiales de espesores de hasta 60 mm. Es recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En esta web de herramientas informamos sobre herramientas para todas las ocasiones e incluso, siempre brindamos consejos sobre el funcionamiento efectivo de las mismas.

Hoy, vamos a explorar qué es la amoladora de banco y para qué sirve.

amoladora de banco: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora de banco?

La amoladora de banco es una herramienta eléctrica, manual y está constituida por un mecanismo eléctrico de alta potencia, que se encuentra ensamblado mediante mecanismos reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se ensambla el disco. Los discos para amoladora que se manejan definen la tarea a desarrollar o podría pensarse al revés en realidad, según la labor a efectuar, se preferirá un disco determinado a fin de realizarla correctamente.

¿Para qué sirve la amoladora de banco?

Este es sin lugar a dudas el punto más notable, porque precisar para qué se usa la amoladora de banco te dará la opción de saber qué tipo de uso puedes conseguir en tu obrador.

la amoladora de banco es perfecta para ejecutar una altísima suma de trabajos, ya sea de forma profesional, en el taller ya sea para tareas de artesanía y eso se debe a su enorme versatilidad.

Aunque no lo dirías nunca, con un modelo pequeño no tendrás problemas en cortar mármol con la amoladora de banco, así como partir cerámica con la amoladora de banco o también aprovechar la amoladora de banco con el fin de cortar pared.

Resumiendo:La clave para comprender para qué es efectiva la amoladora de banco es tener en cuenta que funciona a la perfección para efectuar tareas de corte, pulido y desbaste.

Si miras modelos podrás encontrar dos tipos de amoladoras: las pequeñas, «mal llamadas» mini amoladoras, que emplean discos de 115.mm o 125.mm, y sus potencias oscilan entre los 500W y los 1500W y las amoladoras (sin más adjetivos), que suelen utilizar discos de 230.mm, y consiguen potencias más altas, llegando entre 2000W y 2600W.

Como hemos comentado, dependiendo el tipo de actividad a realizar, será necesario el tipo de disco a equipar. Y es necesario que tengamos claras nuestras opciones pues debes ser conocedor que existe una amplia cantidad de opciones, siendo el ABC de toda amoladora los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Descubre la amplia catálogo de discos para amoladora!

Empleos de la amoladora de banco

Debemos tener claro que tener la amoladora de banco es perfecto tanto para los inusuales ideas que tengamos de nuestro hogar como para las tareas en una obra. la amoladora de banco son herrramientas que no tienen desigualdad entre ambos mundos. Lo más común es tener la idea de que para trabajos profesionales necesitaremos amoladora de banco más robustas y resistentes, no tiene por qué ser así.

En determinados trabajos domésticos demandaremos de un uso continuado de la amoladora de banco, mientras que en puntuales tareas profesionales la dureza de trabajo a la que sometemos la amoladora de banco será menor que un uso doméstico por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. Así pues: Debemos elegir y decantarse por un producto dependiendo al uso que le vayamos a dar a la amoladora de banco, sin contemplar que su uso sea para trabajos del hogar o profesionales.

Utilidad de la amoladora de banco

Como dijimos anteriormente la amoladora de banco sirven para muchas funciones entre ellos: lijar, pulir o hacer cortes finos en metal… Especialmente en el corte esta pequeña sierra saca su mayor rendimiento ya que estos son rectos y limpios.

En el mercado encontraremos, principalmente, dos tipologías de la amoladora de banco: Las normales y las minis. La única diferencia es la clase de trabajo que solemos ejecutar. Mientras que los trabajos más tranquilas se realizarán con una mini, las tareas fuertes se suelen hacer con la amoladora de banco normales.

Función de la amoladora de banco en el entorno técnico

la amoladora de banco concede unos perfectos rendimientos en cuanto a los cortes que efectúa, ya que ejecuta cortes rectos y límpios.

Por otro lado, gracias a la amoladora de banco, se logra una superior optimización gracias al ahorro de minutos en el trabajo terminado.

Un ejemplo de labores que se pueden realizar con la la amoladora de banco, son cortes con codos en caños de chapa. O sea, realizando un corte en el conducto con un ángulo a 45 grados, conseguiremos dos cilindros, que si los aunamos, formarán una esquina de 90 grados, de lo que antes era un tubo recto.

En resumen, dependiendo de la obra o trabajo a hacer, sacarás más partido a la amoladora de banco con más, o menos energía. Veremos cada caso.

Usos de la amoladora de banco en casa

El uso de la amoladora de banco para las puntuales reconstrucciones en el hogar. En concreto, tareas de bricolaje, no obstante también puede usarse para decapar metales, partir tubos, varitas metálicas, cerámica…

Según el tamaño de la amoladora de banco realizaremos tareas más complejos o más simples.

Cómo utilizar la amoladora de banco

Ahora que ya conocemos qué es la amoladora de banco, y su cometido, trataremos cómo trabajar con esta herramienta y precauciones a estudiar. Esencialmente, para pequeños arreglos en casa nos alcanzará con la amoladora de banco.

Aunque, en los casos más habituales (en el ámbito profesional), sería recomendable utilizar la amoladora de banco de superior fuerza.