para que sirve una amoladora


¿Requieres de cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Selecciona tu amoladora para uso doméstico o intensivo.

Cómo elegir una amoladora

La amoladora es una herramienta que hace rodar un disco a muy altas revoluciones. En función del disco elegido se pueden realizar tareas de bricolaje totalmente distintos.

De este modo con una amoladora se pueden hacer tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los fines más corrientes en distintos tipos de materiales como piedra, ladrillo, loza, granito, metal, troncos…

Aspectos que no puedes desconocer al optar una amoladora

  • Fuerza: limita la cantidad de trabajo. A mayor carga de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor fuerza, más carga de trabajo tiene la amoladora y más se ajusta en materiales distintos. Puedes optar entre amoladora de 750 W, de 1500 W de motor y de más de 1500 W.
  • Medida de la amoladora. La medida de la amoladora viene determinada por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son perfectas para reparaciones donde se necesita manejabilidad. Por su poco peso y dimensión son adaptables a cualquier situación. Se usan para cortar y desbastar superficies de complejo acceso; para zonas menos duras; y para trabajar grosores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora nos concede la opción confeccionar diferentes trabajos en tu domicilio: decapar troncos o metales, corte de conductos, varillas metálicas, cortar porcelana, limar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de máxima capacidad y se usan para trabajos más pesados. Se usan para cortar y desbastar espacios grandes y para trabajar materiales de anchuras de hasta 60 mm. Se recomienda su uso en una mesa de trabajo.

En este espacio de herramientas hablamos sobre herramientas para todos los trabajos e incluso, brindamos sugerencias sobre el manejo apropiado de estas.

Hoy, vas a descubrir qué es la amoladora y todo lo que necesitas saber.

amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora?

La amoladora es una herramienta eléctrica, manual y está formada por un motor eléctrico de alta capacidad, que se halla empalmado mediante engranajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se une el disco. Los discos para amoladora que se usan deciden la acción a desplegar o dicho de otra forma, según el trabajo a realizar, se escogerá un disco particular a fin de llevarla a cabo.

¿Para qué sirve la amoladora?

Este es sin atisbo de dudas el punto más significativo, porque concretar para qué vale la amoladora te posibilitará dominar qué clase de uso puedes darle en tu estudio.

la amoladora es ideal para efectuar una elevada cantidad de trabajos, ya sea de forma profesional, en el taller como también para tareas de bricolaje y el motivo se debe a su gran diversidad en las tareas.

Aunque no te lo creas, con un modelo pequeño vas a cortar mármol con la amoladora, así como recortar cerámica con la amoladora inclusive aprovechar la amoladora para cortar pared.

Resumiendo:La clave para asimilar para qué sirve la amoladora es comprender que funciona de forma excelente para hacer labores de corte, pulido y desbaste.

Actualmente encontramos dos modelos de amoladoras: las pequeñas, conocidas como mini amoladoras, que gastan discos de 115.mm o 125.mm, y sus potencias oscilan entre los 500W y los 1500W y las amoladoras (sin más adjetivos), en estas solemos encontrar discos de 230.mm, y lógicamente con potencias más altas, situándose entre 2000W y 2600W.

Como dijimos anteriormente, dependiendo la tarea a hacer, tendremos que qué disco a equipar. Y no será tarea sencilla pues en el mercado existe una enorme cantidad de modelos, siendo los más comunes los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Conoce la inmensa gama de discos para amoladora!

Empleos de la amoladora

Debemos interiorizar que trabajar con la amoladora es perfecto tanto para los fáciles ideas que tengamos de casa como para los encargos en un taller. la amoladora son herrramientas que no tienen diferenciaciones entre ambas disciplinas. Si bien podríamos pensar que para un uso profesional debemos comprar amoladora más profesionales y de mejores marcas, muchas veces nos encontraremos con casos contrarios.

En algunas de las tareas domésticas demandaremos de un uso continuado de la amoladora, y puede ser que en muchos trabajos profesionales el uso de la amoladora es de muy baja intensidad por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. La idea que debemos tener en la cabeza: Debemos elegir y comprar el artículo dependiendo al uso que le vayamos a dar a la amoladora, sin tener en cuenta que su función sea para tareas del hogar o profesionales.

Funcionalidades de la amoladora

Como ya habrás leído la amoladora sirven para muchas tareas como por ejemplo: lijar, pulir o hacer cortes finos en metal… Precisamente en el corte esta pequeña sierra ofrece los mejores resultados ya que los cortes son rectos y limpios.

En las tiendas encontramos, normalmente, dos tipologías de la amoladora: Las normales y las minis. La principal diferencia es la tipología de trabajo que solemos ejecutar. Mientras que los trabajos más tranquilas se es posible realizar con una mini, los trabajos exigentes se suelen ejecutar con la amoladora normales.

Empleo de la amoladora en el ámbito profesional

la amoladora proporciona unos muy buenos rendimientos en cuanto a los cortes que ejecuta, ya que genera cortes rectos y límpios.

También, gracias a la amoladora, se consigue una superior efectividad a causa del ahorro de horas en el trabajo terminado.

Un ejemplo de encargos que se pueden ejecutar con la la amoladora, son cortes con punta en tubos de chapa. O sea, en hacer un corte en el tubo con una arista a 45 grados, conseguiremos dos cilindros, que si los pegamos, formarán una esquina de 90 grados, de lo que antes era un tubo recto.

En resumen, según la tarea o encargo a terminar, necesitarás la amoladora con más, o menos potencia. Veremos cada caso.

Usos de la amoladora en el bricolaje casero

El uso de la amoladora para habituales reformas en la casa. En concreto, trabajos de bricolaje, sin embargo asimismo podría valer para decapar metales, partir cánulas, varillas metálicas, mosaicos…

Dependiendo las dimensiones de la amoladora podremos hacer encargos más árduos o más simples.

Cómo utilizar la amoladora

Ahora que ya hemos explicado qué es la amoladora, y su cometido, vamos a ver cómo usarla y cuidados a tener en cuenta. Esencialmente, para pequeñas tareas en nuestra casa será suficiente con la amoladora.

Aunque, en los casos más habituales (en el ámbito industrial), se recomienda usar la amoladora de superior potencia.