mejor amoladora


¿Precisas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Busca tu amoladora para uso doméstico o intensivo.

Cómo seleccionar una amoladora

La amoladora es un mecanismo que hace rodar un disco a muy altas revoluciones. Dependiendo del disco por el que se haya optado se pueden efectuar tareas de bricolaje totalmente distintos.

De este modo con una amoladora se pueden realizar tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los empleos más normales en diferentes tipos de materiales como piedra, tochos, cerámica, granito, metal, listones…

Cosas que deberías saber al escoger una amoladora

  • Fuerza: señala la carga de tarea. A mayor amplitud de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor watios, mayor carga de trabajo tiene la amoladora y más adaptación en materiales diferentes. Puedes elegir entre amoladora de 750 W, de 1500 W de potencia y de más de 1500 W.
  • Medida de la amoladora. El tamaño de la amoladora se define por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las indicadas para trabajos donde la manejabilidad es prioritaria. Debido a su reducido peso y magnitud son ideales para trabajos pequeños. Se manejan para cortar y desbastar superficies de difícil acceso; para espacios menos duras; y para trabajar grosores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora te sirve para efectuar diferentes reparaciones en tu residencia: decapar madera o metales, corte de conductos, varillas metálicas, cortar gres, limar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son más potentes y se usan para trabajos más pesados. Se utilizan para cortar y desbastar materiales grandes y para aplicarse en materiales de grosores de hasta 60 mm. Se recomienda su uso en una mesa de trabajo.

En este dominio de herramientas siempre escribimos sobre herramientas de toda clase e incluso, siempre brindamos recomendaciones sobre el manejo apropiado de las mismas.

En este caso, lo que nos ocupa es descubrir qué es la amoladora y todo lo que necesitas saber.

amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora?

La amoladora es una herramienta eléctrica, manual y está constituida por 1 mecanismo eléctrico de altísima potencia, que se encuentra empalmado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente a la barra del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se ensambla el disco. Los discos para amoladora que se usan deciden la labor a desenvolver o podría pensarse al revés en realidad, según la faena a proceder, se elegirá un disco específico para realizarla de forma más óptima.

¿Para qué sirve la amoladora?

Este es sin atisbo de dudas el punto más notable, porque especificar para qué es adecuada la amoladora te permitirá dominar qué clase de valor puedes esperar de ella en tu taller.

la amoladora es idónea para hacer una altísima cantidad de tareas, ya sea de forma experta, en el taller ya sea para trabajos en casa y eso se debe a su enorme diversidad en las tareas.

Aunque te cueste creer, con un modelo mini es posible cortar mármol con la amoladora, así como partir cerámica con la amoladora o también aprovechar la amoladora para cortar pared.

En definitiva:La clave para conocer para qué usamos la amoladora es saber que funciona a la perfección para ejecutar labores de corte, pulido y desbaste.

Básicamente tenemos dos tipos de amoladoras: las pequeñas, también llamadas mini amoladoras, que emplean discos de 115.mm o 125.mm, con potencias que van entre los 500W y los 1500W y las grandes, a las que se les aplica discos de 230.mm, y consiguen potencias más altas, estando en una horquilla entre 2000W y 2600W.

Como hemos comentado, dependiendo el encargo a realizar, deberemos decidir qué disco a equipar. Y es necesario que tengamos claras nuestras opciones pues encontraremos una amplia variedad de modelos, siendo el ABC de toda amoladora los discos para pulir y el conocido disco diamantado… ¡Debes descubrir la amplia catálogo de discos para amoladora!

Usos de la amoladora

Debemos entender que el uso de la amoladora es tan válido para los pequeños tareas de casa así como nuestros trabajos en una obra. la amoladora son herrramientas que no muestran diferenciaciones entre ambas disciplinas. Normalmente solemos tener en la cabeza la idea preestablecida de que para tareas profesionales debemos adquirir amoladora más profesionales y de mejores marcas, no tiene por qué ser así.

En trabajos domésticos es posible necesitar un uso fuerte de la amoladora, y puede ser que en puntuales trabajos profesionales la dureza de trabajo a la que sometemos la amoladora es de muy baja intensidad por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. Así pues: Debemos elegir y decantarse por un producto dependiendo al uso que vamos a someter a la amoladora, sin contemplar que su función sea para tareas domésticos o profesionales.

Aplicaciones de la amoladora

Como dijimos anteriormente la amoladora sirven para distintos trabajos como por ejemplo: lijar, pulir o hacer cortes finos en metal… Especialmente en el corte esta herramienta da su mejor resultado ya que dichos cortes son rectos y limpios.

En las tiendas se encuentra, principalmente, dos tipologías de la amoladora: Las normales y las minis. La única diferencia es la tipología de trabajo que queremos realizar. Mientras que los trabajos más tranquilas se es posible realizar con una mini, las tareas fuertes se suelen ejecutar con la amoladora normales.

Empleo de la amoladora en el ámbito profesional

la amoladora proporciona unos más que buenos rendimientos en cuanto a los cortes que desarrolla, ya que desarrolla cortes rectos y límpios.

También, gracias a la amoladora, se obtiene una superior efectividad debido al ahorro de minutos en el trabajo realizado.

Un ejemplo de tareas que se pueden ejecutar con la la amoladora, son cortes con punta en conductos de chapa. En resúmen, realizando un corte en el conducto con un recodo a 45 grados, obtendremos dos caños, que si los fundimos, crearán un ángulo de 90 grados, del tubo recto original.

En definitiva, según la obra o trabajo a realizar, sacarás más partido a la amoladora con más, o menos potencia. Lo vemos a continuación.

Función de la amoladora en el hogar

El uso de la amoladora para las comunes reconstrucciones en el hogar. Exactamente, trabajos de bricolaje, sin embargo también puede utilizar para decapar metales, guillotinar cánulas, barras metálicas, mosaicos…

Según el tamaño de la amoladora realizaremos tareas más difíciles o más simples.

Cómo utilizar la amoladora

Ahora que ya hemos explicado qué es la amoladora, y su cometido, os contamos cómo trabajar con esta herramienta y prudencias a pensar. Principalmente, para pequeñas tareas en casa será suficiente con la amoladora.

Aunque, en su uso habitual (en el ámbito no doméstico), es necesario el uso la amoladora de mayor potencia.