lijar con amoladora


¿Debes cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Infórmate sobre tu lijar con amoladora para uso casual o experto.

Cómo escoger un lijar con amoladora

El lijar con amoladora es una herramienta que hace virar un disco a muy altas revoluciones. Dependiendo del disco escogido se pueden desarrollar trabajos de bricolaje totalmente distintos.

De este modo con un lijar con amoladora podremos realizar tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las funciones más corrientes en diversos tipos de elementos como pedruscos, baldosas, azulejos, granito, metal, troncos…

Cosas que deberías saber al seleccionar un lijar con amoladora

  • Poder: precisa la amplitud de tarea. A más amplitud de vatios (W), o lo que es lo mismo a mayor watios, más carga de trabajo tiene el lijar con amoladora y superior adaptación en materiales diferentes. Puedes preferir entre lijar con amoladora de 750 W, de 1500 W de motor y de más de 1500 W.
  • Tamaño de el lijar con amoladora. El tamaño de el lijar con amoladora se define por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son la mejor opción para reparaciones donde la manejabilidad es importante. Debido a su reducido peso y dimensión son adaptables a cualquier situación. Se manejan para cortar y desbastar materiales de dificultoso acceso; para materiales no tan duras; y para trabajar grosores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora nos permite confeccionar distintos reparaciones en tu hogar: decapar madera o metales, corte de cilindros, varitas metálicas, cortar cerámica, pulir, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son más potentes y se emplean para reparaciones más pesadas. Se emplean para cortar y desbastar espacios grandes y para trabajar materiales de densidades de hasta 60 mm. Es necesario su uso en una mesa de trabajo.

En esta web escribimos sobre herramientas para todos los trabajos e incluso, damos consejos sobre el empleo apropiado de las mismas.

En este caso, vas a descubrir qué es el lijar con amoladora y sus usos.

lijar con amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es el lijar con amoladora?

El lijar con amoladora es un aparato eléctrico, manual y está formada por 1 motor eléctrico de altísima poder, que se halla encajado mediante engranajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al eje del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se ensambla el disco. Los discos para amoladora que se usan limitan la actividad a desarrollar o podríamos decir que, dependiendo la faena a realizar, se preferirá un disco determinado a fin de realizarla correctamente.

Para qué está pensada el lijar con amoladora?

Este es sin lugar a dudas el punto más interesante, porque precisar para qué vale el lijar con amoladora te permitirá intuir qué clase de empleo puedes darle en tu espacio de trabajo.

el lijar con amoladora se puede usar para realizar una gran suma de faenas, ya sea de forma profesional, en el estudio o bien para faenas en casa y eso se debe a su formidable diversidad en las tareas.

Aunque parezca imposible, con un modelo mediano vas a cortar mármol con el lijar con amoladora, además de cortar cerámica con el lijar con amoladora además de usar el lijar con amoladora con el fin de cortar pared.

Resumiendo:La clave para conocer para qué funciona el lijar con amoladora es entender que trabaja a la perfección para ejecutar tareas de corte, pulido y desbaste.

Podemos distinguir dos tipos de amoladoras: las pequeñas, que normalmente reciben el nombre de mini amoladoras, que consumen discos de 115.mm o 125.mm, con potencias que van entre los 500W y los 1500W y las grandes, que consumen discos de 230.mm, y consiguen potencias más altas, situándose a los 2000W y 2600W.

Como dijimos anteriormente, según la tarea a realizar, deberemos el tipo de disco a equipar. Y deberemos saber bien qué necesitamos hacer pues tenemos ante nosotros una gran variedad de alternativas, encontrando como alternativas destacadas los discos para pulir y el famoso disco diamantado… ¡Debes conocer la gran gama de discos para amoladora!

Funcionalidad de el lijar con amoladora

Debemos tener claro que trabajar con el lijar con amoladora es perfecto tanto para los inusuales trabajos de casa como para los encargos en un taller. el lijar con amoladora son herramientas que no entienden desigualdad entre ambas disciplinas. Si bien lo lógico de pensar es que en el ámbito profesional debemos comprar el lijar con amoladora más potentes y resistentes, no es una verdad universal.

En determinados trabajos domésticos podemos necesitar un uso potente de el lijar con amoladora, y puede ser que en puntuales tareas industriales el uso de el lijar con amoladora es de muy baja intensidad por lo que no necesitaremos un modelo top de gama. Así pues: Debemos elegir y elegir el artículo dependiendo al uso que le daremos a el lijar con amoladora, independientemente de que su uso sea para tareas del hogar o profesionales.

Utilidad de el lijar con amoladora

Como dijimos anteriormente el lijar con amoladora sirven para distintos trabajos entre los que se encuentran: lijar, pulir o hacer cortes finos en metal… Justo en el corte la amoladora ofrece los mejores resultados ya que dichos cortes son rectos y limpios.

En las tiendas se encuentra, normalmente, dos tipos de el lijar con amoladora: Las normales y las minis. La única diferencia es la tipología de trabajo que queremos realizar. Mientras que los trabajos más tranquilas se se pueden realizar con una mini, las tareas exigentes se acostumbran a hacer con el lijar con amoladora normales.

Utilidad de el lijar con amoladora en el medio profesional

el lijar con amoladora da unos perfectos rendimientos en cuanto a los cortes que genera, ya que efectúa cortes rectos y límpios.

Por otro lado, gracias a el lijar con amoladora, se obtiene una mayor efectividad a causa del ahorro de minutos en el trabajo terminado.

Un ejemplo de encargos que se pueden realizar con la el lijar con amoladora, son cortes con ángulos en tubos de acero. En resúmen, haciendo un corte en el conducto con una punta a 45 grados, conseguiremos dos conductos, que si los fusionamos, conformarán una esquina de 90 grados, de lo que antes era un tubo recto.

Resumiendo, dependiendo de la faena o encargo a hacer, precisarás el lijar con amoladora con más, o menos poder. Lo vemos a continuación.

Usos de el lijar con amoladora en casa

El empleo de el lijar con amoladora para pequeños obras en el domicilio. Exactamente, tareas de bricolaje, pese a que asimismo puede valer para decapar metales, guillotinar cánulas, varillas metálicas, mosaicos…

Según el tamaño de el lijar con amoladora tendremos la posibilidad de realizar tareas más árduos o más asequibles.

Cómo manejar el lijar con amoladora

Ahora que ya hemos explicado qué es el lijar con amoladora, y para qué sirve, os contamos cómo trabajar con esta herramienta y prudencias a tener en cuenta. Esencialmente, para pequeñas tareas en nuestra casa bastará con el lijar con amoladora.

Aunque, en la mayoría de los casos (en el ámbito pro), será necesario usar el lijar con amoladora de superior fuerza.