empuñadura para amoladora


¿Buscas una herramienta para cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Infórmate sobre tu empuñadura para amoladora para uso casual o experto.

Cómo seleccionar una empuñadura para amoladora

La empuñadura para amoladora es un instrumento que hace virar un disco a muy altas revoluciones. En función del disco escogido se pueden desarrollar tareas de bricolaje diferentes.

De este modo con una empuñadura para amoladora se pueden realizar trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las utilizaciones más normales en diversos tipos de materiales como guijarros, tochos, porcelana, granito, metal, madera…

Cosas que debes conocer al elegir una empuñadura para amoladora

  • Fuerza: señala la carga de tarea. A mayor amplitud de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor watios, más capacidad de trabajo tiene la empuñadura para amoladora y mayor adecuación en materiales distintos. Puedes preferir entre empuñadura para amoladora de 750 W, de 1500 W de fuerza y de más de 1500 W.
  • Dimensión de la empuñadura para amoladora. El tamaño de la empuñadura para amoladora se define por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las recomendadas para reparaciones donde la manejabilidad es importante. Gracias a su mínimo peso y tamaño son muy versátiles. Se usan para cortar y desbastar extensiones de complejo acceso; para espacios más blandas; y para trabajar densidades de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora nos permitirá desarrollar diferentes reparaciones en tu vivienda: decapar listones o metales, corte de tubos, varillas metálicas, cortar porcelana, limar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de máxima fuerza y se usan para tareas más pesadas. Se usan para cortar y desbastar materiales grandes y para aplicarse en materiales de densidades de hasta 60 mm. Es recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este dominio siempre hablamos sobre herramientas para todos los trabajos e incluso, siempre damos advertencias sobre el uso efectivo de las herramientas.

En este caso, vas a descubrir qué es la empuñadura para amoladora y para qué sirve.

empuñadura para amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la empuñadura para amoladora?

La empuñadura para amoladora es un utensilio eléctrico, manual y está formada por un motor eléctrico de alta potencia, que se encuentra ensamblado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente a la barra del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se acopla el disco. Los discos para amoladora que se aplican decretan la acción a desarrollar o podría pensarse al revés en realidad, según la labor a proceder, se seleccionará un disco distinto para realizarla de forma más óptima.

Para qué está pensada la empuñadura para amoladora?

Este es seguramente el punto más interesante, porque aclarar para qué es apta la empuñadura para amoladora te permitirá dominar qué tipo de uso puedes esperar de ella en tu estudio.

la empuñadura para amoladora puede ser utilizada para hacer una elevada cantidad de trabajos, ya sea de forma profesional, en el garaje como también para tareas en casa y eso se debe a su gran diversidad en las tareas.

Aunque no lo dirías nunca, con un modelo mini podrás perfectamente cortar mármol con la empuñadura para amoladora, como también recortar cerámica con la empuñadura para amoladora o también usar la empuñadura para amoladora con el fin de cortar pared.

En resumen:La clave para asimilar para qué usamos la empuñadura para amoladora es comprender que se desempeña, se mueve de forma excelente para ejecutar tareas de corte, pulido y desbaste.

Básicamente tenemos dos modelos de amoladoras: las pequeñas, también denominadas mini amoladoras, que consumen discos de 115.mm o 125.mm, y sus potencias suelen estar entre los 500W y los 1500W y las grandes, que consumen discos de 230.mm, con unas potencias más altas, llegando entre 2000W y 2600W.

Dijimos anteriormente que dependiendo el tipo de actividad a hacer, tendremos que qué disco a utilizar. Y deberemos saber bien qué necesitamos hacer pues tenemos ante nosotros una amplia diversidad de modelos, siendo el ABC de toda amoladora los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Debes descubrir la gran catálogo de discos para amoladora!

Usos de la empuñadura para amoladora

Lo más importante es comprender que trabajar con la empuñadura para amoladora es perfecto tanto para los fáciles trabajos de casa así como los trabajos en una obra. la empuñadura para amoladora son herrramientas que no entienden diferencias entre ambos mundos. Ten en cuenta que aunque podamos pensar que en el ámbito profesional debemos tener empuñadura para amoladora más profesionales y resistentes, no es una verdad universal.

En algunas de las tareas domésticas es posible necesitar un uso fuerte de la empuñadura para amoladora, y por el contrario en ciertos aplicaciones profesionales la demanda de la empuñadura para amoladora será de muy baja intensidad por lo que no necesitaremos un modelo top de gama. Así pues: Debemos escoger y adquirir una herramienta dependiendo al uso que vamos a someter a la empuñadura para amoladora, sin contemplar que su función sea para tareas domésticos o profesionales.

Utilidad de la empuñadura para amoladora

Como ya hemos comentado la empuñadura para amoladora sirven para distintos trabajos entre ellos: lijar, pulir o hacer cortes finos en madera… Justo en el corte la amoladora proporciona muy buenos resultados ya que dichos cortes son rectos y limpios.

En el mercado se encuentra, lo más habitual, dos tipologías de la empuñadura para amoladora: Las normales y las minis. La única diferencia es el tipo de trabajo que debemos ejecutar. Mientras que las faenas más tranquilas se realizarán con una mini, las tareas fuertes se suelen ejecutar con la empuñadura para amoladora normales.

Función de la empuñadura para amoladora en el ámbito experto

la empuñadura para amoladora suministra unos excelentes resultados en cuanto a los cortes que realiza, ya que ejecuta cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la empuñadura para amoladora, se adquiere una superior efectividad gracias al ahorro de tiempo en el trabajo ejecutado.

Un ejemplo de tareas que se pueden efectuar con la la empuñadura para amoladora, son cortes con ángulos en conductos de acero. Es decir, haciendo un corte en el cilindro con un ángulo a 45 grados, lograremos tener dos conductos, que si los fusionamos, formarán un vértice de 90 grados, de lo que antes era un tubo recto.

En resumen, según la faena o encargo a realizar, necesitarás la empuñadura para amoladora con más, o menos poder. Vamos a verlo.

Usos de la empuñadura para amoladora en el hogar

El uso de la empuñadura para amoladora para pequeños reparaciones en el ámbito doméstico. Exactamente, labores de bricolaje, pese a que incluso podría usarse para decapar metales, seccionar caños, varitas metálicas, mosaicos…

Dependiendo la magnitud de la empuñadura para amoladora podremos ejecutar trabajos más intrncados o más simples.

Cómo usar la empuñadura para amoladora

Ahora que ya sabemos qué es la empuñadura para amoladora, y para qué sirve, veremos cómo trabajar con esta herramienta y prudencias a pensar. Principalmente, para pequeños trabajos en casa nos alcanzará con la empuñadura para amoladora.

Aunque, en los casos más habituales (en el ámbito profesional), será necesario el uso la empuñadura para amoladora de mayor fuerza.