discos de amoladora


¿Debes cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Escoge tu amoladora para uso casero o profesional.

Cómo seleccionar una amoladora

La amoladora es un mecanismo que hace virar un disco a muy elevadas revoluciones. En función del disco seleccionado se pueden desarrollar trabajos de bricolaje distintos.

De este modo con una amoladora se pueden realizar trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las utilizaciones más usuales en distintos tipos de materiales como piedra, tochos, terrazo, granito, metal, troncos…

Características que no puedes desconocer al elegir una amoladora

  • Fuerza: señala la amplitud de tarea. A más amplitud de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor fuerza, más carga de trabajo tiene la amoladora y superior se ajusta en materiales distintos. Puedes optar entre amoladora de 750 W, de 1500 W de fuerza y de más de 1500 W.
  • Tamaño de la amoladora. La medida de la amoladora viene determinada por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las indicadas para trabajos donde la manejabilidad es importante. Debido a su mínimo peso y dimensión son adaptables a cualquier situación. Se utilizan para cortar y desbastar zonas de difícil acceso; para materiales menos duras; y para trabajar anchuras de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora te sirve para crear distintos trabajos en tu residencia: decapar tablas o metales, corte de conductos, varillas metálicas, cortar gres, pulir, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son más potentes y se utilizan para tareas más pesadas. Se utilizan para cortar y desbastar materiales grandes y para trabajar materiales de espesores de hasta 60 mm. Es necesario su uso en una mesa de trabajo.

En este site siempre hablamos sobre herramientas de todo tipo e incluso, brindamos consejos sobre el uso útil de las herramientas.

En esta ocasión, nos vamos a centrar en explorar qué es la amoladora y para qué sirve.

amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora?

La amoladora es una herramienta eléctrica, manual y está conformada por 1 mecanismo eléctrico de altísima poder, que se encuentra acoplado mediante engranajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se conecta el disco. Los discos para amoladora que se utilizan deciden la tarea a desarrollar o viéndolo desde otro punto de vista, según la labor a componer, se optará un disco especial a fin de para optimizar el trabajo.

¿Para qué sirve la amoladora?

Este es seguramente el punto más significativo, porque especificar para qué vale la amoladora te posibilitará saber qué tipo de valor puedes conseguir en tu espacio de trabajo.

la amoladora es ideal para producir una gran suma de opraciones, ya sea de forma profesional, en el garaje ya sea para trabajos de bricolaje y eso es por qué a su gran versatilidad.

Aunque parezca imposible, con un modelo mini podrás perfectamente cortar mármol con la amoladora, también podrás partir cerámica con la amoladora o también aprovechar la amoladora con el fin de cortar pared.

En el fondo:La clave para comprender para qué sirve la amoladora es tener en cuenta que trabaja de forma excelente para hacer trabajos de corte, pulido y desbaste.

Básicamente tenemos dos modelos de amoladoras: las pequeñas, «mal llamadas» mini amoladoras, que utilizan discos de 115.mm o 125.mm, normalmente con potencias entre los 500W y los 1500W y las amoladoras (sin más adjetivos), en estas solemos encontrar discos de 230.mm, con unas potencias más altas, estando entre 2000W y 2600W.

Como dijimos anteriormente, dependiendo el trabajo a realizar, deberemos qué disco a utilizar. Y es necesario que tengamos claras nuestras opciones pues debes ser conocedor que existe una enorme cantidad de alternativas, siendo los más comunes los discos para pulir y el conocido disco diamantado… ¡Debes conocer la gran gama de discos para amoladora!

Usos de la amoladora

Debemos interiorizar que comprar la amoladora es tan válido para los fáciles trabajos de bricolaje como también los encargos en una obra. la amoladora son herramientas que no tienen diferencias entre ambas disciplinas. Ten en cuenta que aunque podamos pensar que para un uso profesional necesitaremos amoladora más profesionales y de mejores marcas, no es una verdad universal.

En algunas de las tareas domésticas es posible necesitar un uso continuado de la amoladora, y puede ser que en muchos tareas industriales la demanda de la amoladora es muy baja por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. En resumen: Es importante elegir y adquirir una herramienta en función al uso que le daremos a la amoladora, independientemente de que su uso sea para trabajos del hogar o profesionales.

Utilidad de la amoladora

Como ya habrás leído la amoladora sirven para distintos trabajos como por ejemplo: lijar, pulir o hacer cortes finos en plásticos… Especialmente en el corte esta pequeña sierra da su mejor resultado ya que dichos cortes son rectos y limpios.

En el mercado encontraremos, lo más habitual, dos tipos de la amoladora: Las normales y las minis. La diferencia entre estas dos es el tipo de trabajo que queremos ejecutar. Mientras que las tareas más tranquilas se realizarán con una mini, los trabajos intensivos se suelen realizar con la amoladora normales.

Uso de la amoladora en el ámbito técnico

la amoladora provee unos excelentes rendimientos en cuanto a los cortes que desarrolla, ya que realiza cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la amoladora, se adquiere una superior optimización a causa del ahorro de horas en el trabajo terminado.

Un ejemplo de encargos que se pueden ejecutar con la la amoladora, son cortes con punta en conductos de acero. En definitiva, en hacer un corte en el conducto con un ángulo a 45 grados, lograremos tener dos cilindros, que si los pegamos, formarán un ángulo de 90 grados, del tubo recto original.

En definitiva, dependiendo de la tarea o encargo a hacer, precisarás la amoladora con más, o menos energía. Lo veremos en nuestras recomendaciones.

Función de la amoladora en el hogar

El empleo de la amoladora para las comunes reparaciones en el hogar. En concreto, trabajos de bricolaje, sin embargo incluso podría valer para decapar metales, seccionar caños, barras metálicas, mosaicos…

Dependiendo las dimensiones de la amoladora podremos realizar trabajos más árduos o más fáciles.

Cómo utilizar la amoladora

Ahora que ya sabes qué es la amoladora, y para qué sirve, vamos a ver cómo trabajar con ella y precauciones a estudiar. primordialmente, para pequeñas tareas en nuestra casa será suficiente con la amoladora.

Sin embargo, en su uso habitual (en el ámbito no casero), sería recomendable trabajar con la amoladora de superior capacidad.