amoladora sin cables


¿Necesitas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Busca tu amoladora sin cables para uso casual o profesional.

Cómo seleccionar una amoladora sin cables

La amoladora sin cables es una herramienta que hace rodar un disco a muy elevadas revoluciones. Dependiendo del disco elegido se pueden efectuar trabajos de bricolaje totalmente diferentes.

De este modo con una amoladora sin cables se pueden realizar trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los empleos más normales en distintos tipos de materiales como pedruscos, baldosas, porcelana, granito, metal, listones…

Características que debes saber al optar una amoladora sin cables

  • Capacidad: especifica la capacidad de tarea. A más carga de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor potencia, mayor capacidad de trabajo tiene la amoladora sin cables y mayor se ajusta en materiales distintos. Puedes optar entre amoladora sin cables de 750 W, de 1500 W de fuerza y de más de 1500 W.
  • Dimensión de la amoladora sin cables. El tamaño de la amoladora sin cables viene determinada por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son la mejor opción para trabajos donde necesitamos trabajar en espacios reducidos. Gracias a su poco peso y tamaño son adaptables a cualquier situación. Se utilizan para cortar y desbastar extensiones de dificultoso acceso; para extensiones menos duras; y para trabajar espesores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora funciona para producir distintos tareas en tu casa: decapar troncos o metales, corte de tubos, varitas metálicas, cortar cerámica, pulir, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de máxima fuerza y se utilizan para para usos más duros. Se emplean para cortar y desbastar extensiones grandes y para aplicarse en materiales de densidades de hasta 60 mm. Es recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este dominio de herramientas siempre informamos sobre herramientas de toda clase e incluso, siempre brindamos advertencias sobre el manejo apropiado de las mismas.

En este caso, nos vamos a centrar en descubrir qué es la amoladora sin cables y sus usos.

amoladora sin cables: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora sin cables?

La amoladora sin cables es una herramienta eléctrica, manual y está constituida por un mecanismo eléctrico de fuerte capacidad, que se halla conectado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente a la barra del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se une el disco. Los discos para amoladora que se usan deciden la actividad a desarrollar o lo que sería lo mismo:, dependiendo la tarea a producir, se escogerá un disco determinado para para optimizar el trabajo.

Para qué está pensada la amoladora sin cables?

Este es seguramente el punto más interesante, porque definir para qué vale la amoladora sin cables te posibilitará saber qué clase de empleo puedes conseguir en tu taller.

la amoladora sin cables es ideal para elaborar una elevada suma de tareas, ya sea de forma técnica, en el estudio como también para trabajos en casa y eso se debe a su gran versatilidad.

Aunque no lo dirías nunca, con un modelo pequeño es posible cortar mármol con la amoladora sin cables, además de partir cerámica con la amoladora sin cables además de usar la amoladora sin cables con el fin de cortar pared.

Resumiendo:La clave para comprender para qué usaremos la amoladora sin cables es comprender que trabaja a la perfección para desarrollar tareas de corte, pulido y desbaste.

Actualmente encontramos dos modelos de amoladoras: las pequeñas, que normalmente reciben el nombre de mini amoladoras, que gastan discos de 115.mm o 125.mm, y sus potencias oscilan entre los 500W y los 1500W y las normales, que consumen discos de 230.mm, consiguiendo unas potencias más altas, situándose a los 2000W y 2600W.

Tal como hemos dicho anteriormente: dependiendo la actividad a hacer, deberemos qué disco a utilizar. Y no será fácil pues debes saber que existe una enorme diversidad de modelos, siendo el ABC de toda amoladora los discos para pulir y el famoso disco diamantado… ¡Debes descubrir la amplia variedad de discos para amoladora!

Funcionalidad de la amoladora sin cables

Lo primero y más importante es saber que el uso de la amoladora sin cables sirve tanto para los inusuales trabajos de nuestro hogar así como las tareas en una obra. la amoladora sin cables son herramientas que no entienden desigualdad entre distintos de trabajo. Lo más común es tener la idea de que para tareas profesionales necesitaremos amoladora sin cables más robustas y de mejores marcas, este pensamiento no obedece a ninguna norma.

En algunas de las tareas domésticas necesitaremos un uso intensivo de la amoladora sin cables, y por el contrario en muchos aplicaciones profesionales el uso de la amoladora sin cables será muy baja por lo que no necesitaremos gastarnos más dinero. La premisa es clara tendremos que seleccionar y decantarse por el artículo dependiendo al uso que vamos a someter a la amoladora sin cables, sin tener en cuenta que que la su utilidad sea para tareas del hogar o profesionales.

Funcionalidades de la amoladora sin cables

Como ya sabrás la amoladora sin cables sirven para distintos trabajos entre los que se encuentran: lijar, pulir o hacer cortes finos en plásticos… Precisamente en el corte esta herramienta da su mejor resultado ya que estos son rectos y limpios.

En internet encontramos, lo más habitual, dos tipologías de la amoladora sin cables: Las normales y las minis. La principal diferencia es la tipología de trabajo que solemos realizar. Mientras que los trabajos más tranquilas se se pueden realizar con una mini, las tareas exigentes se acostumbran a ejecutar con la amoladora sin cables normales.

Utilidad de la amoladora sin cables en el ámbito técnico

la amoladora sin cables concede unos muy buenos resultados en cuanto a los cortes que efectúa, ya que desarrolla cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la amoladora sin cables, se consigue una superior optimización debido al ahorro de horas en el trabajo ejecutado.

Un ejemplo de faenas que se pueden concluir con la la amoladora sin cables, son cortes con aristas en cilindros de hierro. Es decir, haciendo un corte en el tubo con una punta a 45 grados, obtendremos dos caños, que si los unimos, conformarán un vértice de 90 grados, del tubo recto que teníamos.

En resumen, dependiendo de la tarea o encargo a terminar, precisarás la amoladora sin cables con más, o menos potencia. Lo veremos en nuestras recomendaciones.

Función de la amoladora sin cables en el ámbito doméstico

El uso de la amoladora sin cables para las puntuales reparaciones en el domicilio. Exactamente, tareas de bricolaje, no obstante igualmente podría usarse para decapar metales, seccionar cánulas, varillas metálicas, baldosas…

Según el tamaño de la amoladora sin cables realizaremos tareas más intrncados o más simples.

Cómo manejar la amoladora sin cables

Ahora que ya conocemos qué es la amoladora sin cables, y su cometido, trataremos cómo usarla y prudencias a pensar. Esencialmente, para pequeños arreglos en casa nos alcanzará con la amoladora sin cables.

Aunque, en su uso común (en el ámbito no casero), será necesario manejar la amoladora sin cables de superior capacidad.