amoladora segunda mano


¿Buscas una herramienta para cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Infórmate sobre tu amoladora para uso doméstico o técnico.

Cómo elegir una amoladora

La amoladora es un mecanismo que hace rotar un disco a muy elevadas revoluciones. Dependiendo del disco escogido se pueden elaborar trabajos de bricolaje totalmente diferentes.

De este modo con una amoladora se realizan trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las utilizaciones más corrientes en diversos tipos de materiales como guijarros, tochos, loza, granito, metal, listones…

Cosas que debes saber al elegir una amoladora

  • Poder: señala la cantidad de tarea. A mayor capacidad de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor fuerza, más capacidad de trabajo tiene la amoladora y superior adecuación en materiales diferentes. Puedes seleccionar entre amoladora de 750 W, de 1500 W de motor y de más de 1500 W.
  • Medida de la amoladora. La medida de la amoladora viene determinada por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son la mejor opción para reparaciones donde la manejabilidad es prioritaria. Debido a su reducido tamaño son ideales para trabajos pequeños. Se usan para cortar y desbastar superficies de difícil acceso; para espacios no tan duras; y para trabajar grosores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora te permitirá hacer distintos tareas en tu casa: decapar madera o metales, corte de tubos, varitas metálicas, cortar porcelana, lijar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm tienen más fuerza y se usan para para usos más duros. Se usan para cortar y desbastar superficies grandes y para trabajar materiales de anchuras de hasta 60 mm. Se recomienda su uso en una mesa de trabajo.

En este dominio de herramientas siempre hablamos sobre herramientas para todas las ocasiones e incluso, siempre brindamos advertencias sobre el uso apropiado de estas.

En este caso, vamos a descubrir qué es la amoladora y y toda la información necesaria.

amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora?

La amoladora es un aparato eléctrico, manual y está formada por un motor eléctrico de altísima fuerza, que se encuentra ensamblado mediante mecanismos reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se junta el disco. Los discos para amoladora que se usan decretan la tarea a desenvolver o dicho de otro modo, dependiendo la faena a elaborar, se preferirá un disco distinto a fin de llevarla a cabo.

¿Para qué sirve la amoladora?

Este es sin atisbo de dudas el punto más considerable, porque detallar para qué vale la amoladora te dará la opción de entender qué clase de valor puedes conseguir en tu zona de trabajo.

la amoladora es ideal para realizar una elevada suma de tareas, ya sea de forma profesional, en el estudio ya sea para faenas de artesanía y el motivo se debe a su formidable diversidad en las tareas.

Aunque te cueste creer, con un modelo mini vas a cortar mármol con la amoladora, así como partir cerámica con la amoladora o incluso usar la amoladora con el fin de cortar pared.

En definitiva:La clave para asimilar para qué funciona la amoladora es entender que trabaja de forma excelente para efectuar tareas de corte, pulido y desbaste.

Actualmente encontramos dos modelos de amoladoras: las pequeñas, conocidas como mini amoladoras, que consumen discos de 115.mm o 125.mm, y sus potencias suelen estar entre los 500W y los 1500W y las normales, en estas solemos encontrar discos de 230.mm, consiguiendo unas potencias más altas, situándose a los 2000W y 2600W.

Como hemos comentado, dependiendo el trabajo a realizar, deberemos la medida de disco a equipar. Y no lo tendremos nada fácil pues deberás elegir entre una enorme variedad de alternativas, siendo los más comunes los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Conoce la inmensa catálogo de discos para amoladora!

Funcionalidad de la amoladora

Debemos entender que trabajar con la amoladora es tan válido para los fáciles tareas de casa así como los trabajos en un taller. la amoladora son utensilios que no muestran desigualdad entre ambas disciplinas. Si bien podríamos pensar que para trabajos profesionales debemos tener amoladora más potentes y de mejores marcas, no es una verdad universal.

En determinados trabajos domésticos demandaremos de un uso continuado de la amoladora, mientras que en puntuales trabajos industriales la dureza de trabajo a la que sometemos la amoladora será de muy baja intensidad por lo que no necesitaremos gastarnos más dinero. En resumen: Es importante escoger y adquirir un producto en función al uso que le daremos a la amoladora, sin contemplar que su uso sea para tareas del hogar o profesionales.

Aplicaciones de la amoladora

Como ya hemos comentado la amoladora sirven para muchas funciones como por ejemplo: lijar, pulir o hacer cortes finos en madera… Especialmente en el corte esta pequeña sierra proporciona muy buenos resultados ya que dichos cortes son rectos y limpios.

En el mercado se encuentra, lo más habitual, dos tipologías de la amoladora: Las normales y las minis. La principal diferencia es el tipo de trabajo que solemos realizar. Mientras que los trabajos más tranquilas se realizarán con una mini, las tareas exigentes se suelen hacer con la amoladora normales.

Utilidad de la amoladora en el medio profesional

la amoladora suministra unos excelentes resultados en cuanto a los cortes que hace, ya que desarrolla cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la amoladora, se logra una superior optimización a causa del ahorro de horas en el trabajo realizado.

Un ejemplo de trabajos que se pueden ejecutar con la la amoladora, son cortes con recodos en tubos de chapa. O sea, en hacer un corte en el caño con una arista a 45 grados, conseguiremos dos caños, que si los unimos, crearán un vértice de 90 grados, de lo que antes era un tubo recto.

Así que en conclusión, según la faena o encargo a realizar, será recomendable la amoladora con más, o menos nervio. Veremos cada caso.

Función de la amoladora en el bricolaje casero

El uso de la amoladora para habituales reconstrucciones en el ámbito doméstico. Exactamente, trabajos de bricolaje, aunque también puede utilizar para decapar metales, tajar tubos, varillas metálicas, azulejos…

Dependiendo el tamaño de la amoladora tendremos la posibilidad de realizar tareas más difíciles o más simples.

Cómo manejar la amoladora

Ahora que ya conocemos qué es la amoladora, y su funcionalidad, trataremos cómo trabajar con esta herramienta y precauciones a considerar. primordialmente, para el bricolaje en nuestro apartamento será suficiente con la amoladora.

Sin embargo, en su uso común (en el ámbito profesional), se recomienda emplear la amoladora de superior capacidad.