amoladora regulable


¿En tu trabajo necesitas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Selecciona tu amoladora regulable para uso doméstico o profesional.

Cómo seleccionar una amoladora regulable

La amoladora regulable es un mecanismo que hace virar un disco a muy altas revoluciones. Dependiendo del disco escogido se pueden efectuar tareas de bricolaje totalmente diferentes.

De este modo con una amoladora regulable se pueden hacer tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las utilizaciones más normales en distintos tipos de materiales como piedra, baldosas, azulejos, granito, metal, listones…

Aspectos que debes conocer al elegir una amoladora regulable

  • Capacidad: limita la capacidad de trabajo. A mayor cantidad de vatios (W), o lo que es lo mismo a mayor potencia, mayor capacidad de trabajo tiene la amoladora regulable y mayor se ajusta en materiales distintos. Puedes optar entre amoladora regulable de 750 W, de 1500 W de potencia y de más de 1500 W.
  • Dimensión de la amoladora regulable. El tamaño de la amoladora regulable se determina por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son ideales para trabajos donde se necesita manejabilidad. Debido a su escaso peso y magnitud son adaptables a cualquier situación. Se manejan para cortar y desbastar superficies de difícil acceso; para superficies no tan duras; y para trabajar densidades de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora te permitirá crear diferentes reparaciones en tu domicilio: decapar listones o metales, corte de tubos, varillas metálicas, cortar porcelana, limar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de más poder y se emplean para tareas más pesadas. Se emplean para cortar y desbastar superficies grandes y para reparar materiales de grosores de hasta 60 mm. Es necesario su uso en una mesa de trabajo.

En este site de herramientas siempre hablamos de herramientas para todos los trabajos e incluso, brindamos consejos sobre el manejo práctico de las herramientas.

En este caso, lo que nos ocupa es descubrir qué es la amoladora regulable y todo lo que necesitas saber.

amoladora regulable: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora regulable?

La amoladora regulable es un utensilio eléctrico, manual y está conformada por 1 mecanismo eléctrico de fuerte fuerza, que se encuentra empalmado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al eje del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se ajusta el disco. Los discos para amoladora que se usan definen la labor a desarrollar o viéndolo desde otro punto de vista, según la faena a proceder, se seleccionará un disco particular para para optimizar el trabajo.

Qué utilidad tiene la amoladora regulable?

Este es sin lugar a dudas el punto más notable, porque precisar para qué vale la amoladora regulable te posibilitará entender qué clase de valor puedes conseguir en tu taller.

la amoladora regulable es ideal para confeccionar una gran suma de labores, ya sea de forma técnica, en la fábrica ya sea para tareas de bricolaje y el motivo se debe a su gran versatilidad.

Aunque no te lo creas, con un modelo barato no tendrás problemas en cortar mármol con la amoladora regulable, como también cortar cerámica con la amoladora regulable o incluso aprovechar la amoladora regulable con el fin de cortar pared.

En resumen:La clave para comprender para qué usamos la amoladora regulable es saber que trabaja de forma excelente para hacer tareas de corte, pulido y desbaste.

Si miras modelos podrás encontrar dos modelos de amoladoras: las pequeñas, «mal llamadas» mini amoladoras, que consumen discos de 115.mm o 125.mm, y sus potencias oscilan entre los 500W y los 1500W y las grandes, que suelen utilizar discos de 230.mm, consiguiendo unas potencias más altas, situándose a los 2000W y 2600W.

Tal como hemos dicho anteriormente: según la actividad a realizar, será necesario el tipo de disco a equipar. Y deberemos saber bien qué necesitamos hacer pues tenemos ante nosotros una enorme diversidad de modelos, siendo los más comunes los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Conoce la inmensa elección de discos para amoladora!

Empleos de la amoladora regulable

Debemos entender que el uso de la amoladora regulable es tan válido para los inusuales trabajos de casa como también los encargos en el ámbito profesional. la amoladora regulable son herramientas que no entienden desigualdad entre ambos mundos. Lo normal es pensar que para trabajos profesionales demandaremos amoladora regulable más profesionales y de mejores marcas, no tiene por qué ser así.

En determinadas tareas domesticas podemos necesitar un uso continuado de la amoladora regulable, mientras que en puntuales trabajos industriales el uso de la amoladora regulable es menor que un uso doméstico por lo que no necesitaremos un modelo top de gama. La premisa es clara Debemos seleccionar y elegir un producto dependiendo al uso que vamos a someter a la amoladora regulable, sin tener en cuenta que su función sea para trabajos domésticos o profesionales.

Aplicaciones de la amoladora regulable

Como ya hemos dicho la amoladora regulable sirven para distintos trabajos entre los que se encuentran: lijar, pulir o hacer cortes finos en madera… Justo en el corte la amoladora proporciona muy buenos resultados ya que estos son rectos y limpios.

En las tiendas se encuentra, principalmente, dos tipos de la amoladora regulable: Las normales y las minis. La diferencia entre estas dos es la clase de trabajo que solemos ejecutar. Mientras que las faenas más tranquilas se es posible realizar con una mini, las tareas pesadas se acostumbran a hacer con la amoladora regulable normales.

Uso de la amoladora regulable en el entorno profesional

la amoladora regulable provee unos muy buenos rendimientos en cuanto a los cortes que efectúa, ya que hace cortes rectos y límpios.

Por otro lado, gracias a la amoladora regulable, se adquiere una mayor optimización gracias al ahorro en la duración en el trabajo terminado.

Un ejemplo de trabajos que se pueden concluir con la la amoladora regulable, son cortes con aristas en conductos de hierro. Es decir, realizando un corte en el conducto con un recodo a 45 grados, conseguiremos dos conductos, que si los juntamos, formarán un canto de 90 grados, del tubo recto que teníamos.

Así que en conclusión, según la faena o encargo a hacer, será recomendable la amoladora regulable con más, o menos capacidad. Lo veremos en nuestras recomendaciones.

Función de la amoladora regulable en el ámbito doméstico

El empleo de la amoladora regulable para las puntuales reconstrucciones en la casa. Concretamente, trabajos de bricolaje, pese a que igualmente puede emplear para decapar metales, seccionar cánulas, varillas metálicas, baldosas…

Dependiendo la capacidad de la amoladora regulable podremos ejecutar tareas más árduos o más sencillos.

Cómo utilizar la amoladora regulable

Ahora que ya hemos explicado qué es la amoladora regulable, y su cometido, vamos a ver cómo usarla y cuidados a tener en cuenta. Principalmente, para pequeñas tareas en el domicilio bastará con la amoladora regulable.

Sin embargo, en la mayoría de los casos (en el ámbito pro), es necesario trabajar con la amoladora regulable de mayor capacidad.