amoladora recta


¿Precisas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Elige tu amoladora recta para uso casero o profesional.

Cómo elegir una amoladora recta

La amoladora recta es una herramienta que hace rotar un disco a muy altas revoluciones. Dependiendo del disco escogido se pueden producir trabajos de bricolaje distintos.

De este modo con una amoladora recta se realizan tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los fines más corrientes en diferentes tipos de materiales como pedruscos, baldosas, azulejos, granito, metal, listones…

Aspectos que deberías saber al seleccionar una amoladora recta

  • Poder: limita la cantidad de tarea. A más cantidad de vatios (W), o lo que es lo mismo a mayor fuerza, mayor carga de trabajo tiene la amoladora recta y mayor se ajusta en materiales distintos. Puedes preferir entre amoladora recta de 750 W, de 1500 W de potencia y de más de 1500 W.
  • Medida de la amoladora recta. La medida de la amoladora recta se determina por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las recomendadas para reparaciones donde la manejabilidad es prioritaria. Por su reducido peso son ideales para trabajos pequeños. Se utilizan para cortar y desbastar materiales de difícil acceso; para extensiones no tan duras; y para trabajar anchuras de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora te permitirá hacer diferentes trabajos en tu casa: decapar tablas o metales, corte de conductos, varillas metálicas, cortar terrazo, pulir, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de más potencia y se emplean para trabajos más pesados. Se usan para cortar y desbastar materiales grandes y para reparar materiales de grosores de hasta 60 mm. Es recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este espacio siempre escribimos de herramientas de todo tipo e incluso, siempre brindamos consejos sobre el manejo útil de las herramientas.

En este texto, vas a descubrir qué es la amoladora recta y todo lo que necesitas saber.

amoladora recta: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora recta?

La amoladora recta es un aparato eléctrico, manual y está formada por 1 motor eléctrico de altísima capacidad, que se halla encajado mediante engranajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se conecta el disco. Los discos para amoladora que se emplean limitan la tarea a desplegar o podría pensarse al revés en realidad, según la tarea a componer, se escogerá un disco distinto a fin de para optimizar el trabajo.

Qué utilidad tiene la amoladora recta?

Este es seguramente el punto más interesante, porque aclarar para qué es apta la amoladora recta te dará la opción de conocer qué tipo de empleo puedes conseguir en tu obrador.

la amoladora recta se puede usar para efectuar una gran suma de labores, ya sea de forma profesional, en el taller ya sea para tareas en casa y eso es debido a su enorme diversidad en las tareas.

Aunque no lo dirías nunca, con un modelo mini podrás perfectamente cortar mármol con la amoladora recta, también podrás recortar cerámica con la amoladora recta inclusive usar la amoladora recta para cortar pared.

En resumen:La clave para saber para qué usamos la amoladora recta es entender que se desempeña, se mueve de forma excelente para ejecutar trabajos de corte, pulido y desbaste.

En el mercado existen dos modelos de amoladoras: las pequeñas, comunmente llamadas mini amoladoras, que emplean discos de 115.mm o 125.mm, mientras que sus potencias alternan entre los 500W y los 1500W y las normales, que consumen discos de 230.mm, y son modelos con potencias más altas, estando en una horquilla entre 2000W y 2600W.

Como dijimos anteriormente, dependiendo el encargo a realizar, deberemos decidir qué disco a utilizar. Y no será tarea sencilla pues debemos decir que una amplia diversidad de alternativas, siendo los más comunes los discos para pulir y el famoso disco diamantado… ¡Descubre la inmensa catálogo de discos para amoladora!

Empleos de la amoladora recta

Debemos tener claro que el uso de la amoladora recta es perfecto tanto para los inusuales ideas que tengamos de bricolaje así como los trabajos en una obra. la amoladora recta son herrramientas que no muestran diferencias entre ambas disciplinas. Normalmente solemos tener en la cabeza la idea preestablecida de que en el ámbito profesional debemos comprar amoladora recta más profesionales y duras, no es una verdad universal.

En trabajos domésticos podemos necesitar un uso potente de la amoladora recta, y por el contrario en algunos tareas industriales el uso de la amoladora recta será menor que un uso doméstico por lo que no necesitaremos un modelo top de gama. En resumen: Es importante elegir y comprar una herramienta dependiendo al uso que vamos a someter a la amoladora recta, sin tener en cuenta que su uso sea para tareas del hogar o profesionales.

Utilidad de la amoladora recta

Como ya hemos dicho la amoladora recta sirven para distintos trabajos entre los que se encuentran: lijar, pulir o hacer cortes finos en plásticos… Precisamente en el corte esta pequeña sierra ofrece los mejores resultados ya que estos son rectos y limpios.

En las tiendas encontraremos, habitualmente, lo más normal, dos clases de la amoladora recta: Las normales y las minis. La diferencia entre estas dos es el tipo de trabajo que queremos ejecutar. Mientras que las faenas más tranquilas se se pueden realizar con una mini, las tareas exigentes se acostumbran a hacer con la amoladora recta normales.

Empleo de la amoladora recta en el entorno técnico

la amoladora recta dota unos excelentes resultados en cuanto a los cortes que genera, ya que desarrolla cortes rectos y límpios.

También, gracias a la amoladora recta, se obtiene una mayor efectividad gracias al ahorro de tiempo en el trabajo ejecutado.

Un ejemplo de tareas que se pueden concluir con la la amoladora recta, son cortes con punta en conductos de hierro. En definitiva, en hacer un corte en el cilindro con un codo a 45 grados, conseguiremos dos cilindros, que si los aunamos, crearán una esquina de 90 grados, de lo que antes era un tubo recto.

En resumen, dependiendo de la tarea o encargo a realizar, necesitarás la amoladora recta con más, o menos potencia. Vamos a verlo.

Usos de la amoladora recta en el ámbito doméstico

El uso de la amoladora recta para las comunes reconstrucciones en el ámbito doméstico. En concreto, labores de bricolaje, aunque asimismo puede valer para decapar metales, partir caños, barras metálicas, tejas…

Según el tamaño de la amoladora recta podremos ejecutar encargos más engorrosos o más sencillos.

Cómo manejar la amoladora recta

Ahora que ya hemos explicado qué es la amoladora recta, y su cometido, veremos cómo trabajar con ella y prudencias a tener en cuenta. Principalmente, para pequeñas tareas en nuestro apartamento nos alcanzará con la amoladora recta.

Aunque, en la mayoría de los casos (en el ámbito industrial), es necesario emplear la amoladora recta de superior fuerza.