amoladora o radial


¿Precisas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Escoge tu amoladora para uso casual o experto.

Cómo escoger una amoladora

La amoladora es una herramienta que hace rotar un disco a muy altas revoluciones. Dependiendo del disco por el que se haya optado se pueden elaborar tareas de bricolaje totalmente distintos.

De este modo con una amoladora se pueden hacer trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las utilizaciones más habituales en diversos tipos de materiales como pedruscos, ladrillo, gres, granito, metal, madera…

Características que no puedes desconocer al escoger una amoladora

  • Capacidad: señala la cantidad de trabajo. A más cantidad de vatios (W), o lo que es lo mismo a mayor potencia, mayor carga de trabajo tiene la amoladora y más adecuación en materiales diferentes. Puedes seleccionar entre amoladora de 750 W, de 1500 W de potencia y de más de 1500 W.
  • Tamaño de la amoladora. El tamaño de la amoladora se define por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las recomendadas para tareas donde debido al pequeño espacio de trabajo necesitamos algo pequeño para maniobrar bien. Por su poco tamaño son muy versátiles. Se manejan para cortar y desbastar materiales de complicado acceso; para espacios no tan duras; y para trabajar densidades de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora funciona para elaborar distintos reparaciones en tu residencia: decapar madera o metales, corte de caños, varitas metálicas, cortar azulejos, pulir, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son más potentes y se usan para tareas más pesadas. Se utilizan para cortar y desbastar materiales grandes y para trabajar materiales de anchuras de hasta 60 mm. Muy recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este site de herramientas informamos de herramientas de todo tipo e incluso, siempre brindamos sugerencias sobre el empleo apropiado de las mismas.

En este artículo, vas a explorar qué es la amoladora y y toda la información necesaria.

amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora?

La amoladora es un aparato eléctrico, manual y está formada por 1 mecanismo eléctrico de altísima fuerza, que se halla encajado mediante mecanismos reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al eje del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se encaja el disco. Los discos para amoladora que se usan decretan la acción a desarrollar o dicho de otro modo, según el trabajo a hacer, se adoptará un disco especial para llevarla a cabo.

Qué utilidad tiene la amoladora?

Este es sin atisbo de dudas el punto más considerable, porque concretar para qué es apta la amoladora te dará la opción de dominar qué clase de valor puedes darle en tu estudio.

la amoladora es idónea para desarrollar una gran suma de opraciones, ya sea de forma técnica, en el estudio o bien para tareas en casa y eso es debido a su formidable versatilidad.

Aunque no te lo creas, con un modelo mini podrás perfectamente cortar mármol con la amoladora, como también recortar cerámica con la amoladora o también usar la amoladora para cortar pared.

En definitiva:La clave para comprender para qué funciona la amoladora es saber que funciona a la perfección para hacer trabajos de corte, pulido y desbaste.

Actualmente encontramos dos modelos de amoladoras: las pequeñas, también denominadas mini amoladoras, que utilizan discos de 115.mm o 125.mm, y sus potencias suelen estar entre los 500W y los 1500W y las grandes, que consumen discos de 230.mm, consiguiendo unas potencias más altas, situándose a los 2000W y 2600W.

Dijimos anteriormente que según la actividad a hacer, deberemos qué disco a utilizar. Y es necesario que tengamos claras nuestras opciones pues encontraremos una gran variedad de modelos, siendo los más típicos los discos para pulir y el popular disco diamantado… ¡Debes descubrir la amplia catálogo de discos para amoladora!

Usos de la amoladora

Lo primero y más importante es saber que el uso de la amoladora es tan válido para los pequeños trabajos de bricolaje como también nuestros trabajos en un taller. la amoladora son herramientas que no entienden desigualdad entre ambos mundos. No cometas el error de que en el ámbito profesional demandaremos amoladora más profesionales y de mejores marcas, no tiene por qué ser así.

En trabajos domésticos podemos necesitar un uso potente de la amoladora, y puede ser que en puntuales tareas profesionales la demanda de la amoladora es de muy baja intensidad por lo que no necesitaremos gastarnos más dinero. La idea que debemos tener en la cabeza: Debemos escoger y comprar el artículo habiendo analizado el uso que le vayamos a dar a la amoladora, sin contemplar que su uso sea para trabajos domésticos o profesionales.

Funcionalidades de la amoladora

Como ya sabrás la amoladora sirven para distintos trabajos entre los que se encuentran: lijar, pulir o hacer cortes finos en metal… Precisamente en el corte esta herramienta proporciona muy buenos resultados ya que estos son rectos y limpios.

En las tiendas encontraremos, lo más habitual, dos tipologías de la amoladora: Las normales y las minis. La única diferencia es la clase de trabajo que queremos ejecutar. Mientras que las faenas más tranquilas se es posible realizar con una mini, las tareas fuertes se suelen ejecutar con la amoladora normales.

Uso de la amoladora en el medio técnico

la amoladora provee unos ideales resultados en cuanto a los cortes que ejecuta, ya que hace cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la amoladora, se consigue una superior optimización gracias al ahorro en la duración en el trabajo realizado.

Un ejemplo de faenas que se pueden efectuar con la la amoladora, son cortes con codos en conductos de hierro. En definitiva, haciendo un corte en el conducto con una arista a 45 grados, conseguiremos dos caños, que si los fusionamos, conformarán un canto de 90 grados, del tubo recto original.

En resumen, según la faena o encargo a terminar, será recomendable la amoladora con más, o menos nervio. Veremos cada caso.

Usos de la amoladora en casa

El empleo de la amoladora para las puntuales obras en el ámbito doméstico. Exactamente, trabajos de bricolaje, no obstante incluso puede emplear para decapar metales, seccionar cánulas, varillas metálicas, tejas…

Según la magnitud de la amoladora podremos hacer trabajos más engorrosos o más sencillos.

Cómo manejar la amoladora

Ahora que ya hemos explicado qué es la amoladora, y sus funciones, veremos cómo trabajar con esta herramienta y cuidados a pensar. primordialmente, para pequeñas tareas en casa nos alcanzará con la amoladora.

Aunque, en su uso habitual (en el ámbito no doméstico), será necesario trabajar con la amoladora de superior potencia.