amoladora o amoladora


¿Precisas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Elige tu amoladora o amoladora para uso casero o intensivo.

Cómo seleccionar una amoladora o amoladora

La amoladora o amoladora es una herramienta que hace rodar un disco a muy elevadas revoluciones. En función del disco elegido se pueden elaborar trabajos de bricolaje totalmente diferentes.

De este modo con una amoladora o amoladora se pueden hacer tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los usos más normales en distintos tipos de elementos como guijarros, tochos, azulejos, granito, metal, troncos…

Características que debes conocer al seleccionar una amoladora o amoladora

  • Fuerza: señala la cantidad de trabajo. A más amplitud de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor fuerza, más carga de trabajo tiene la amoladora o amoladora y más adecuación en materiales diferentes. Puedes optar entre amoladora o amoladora de 750 W, de 1500 W de potencia y de más de 1500 W.
  • Tamaño de la amoladora o amoladora. El tamaño de la amoladora o amoladora viene definida por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las recomendadas para reparaciones donde la manejabilidad es prioritaria. Debido a su escaso peso y magnitud son adaptables a cualquier situación. Se usan para cortar y desbastar superficies de intrincado acceso; para espacios no tan duras; y para trabajar espesores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora nos permitirá elaborar distintos reparaciones en tu casa: decapar tablas o metales, corte de tubos, varitas metálicas, cortar gres, pulir, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de máxima capacidad y se emplean para tareas más pesadas. Se emplean para cortar y desbastar espacios grandes y para aplicarse en materiales de densidades de hasta 60 mm. Es necesario su uso en una mesa de trabajo.

En este espacio de herramientas siempre escribimos de herramientas para todas las ocasiones e incluso, siempre brindamos sugerencias sobre el manejo útil de las mismas.

En este artículo, lo que nos ocupa es explorar qué es la amoladora o amoladora y y toda la información necesaria.

amoladora o amoladora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora o amoladora?

La amoladora o amoladora es un aparato eléctrico, manual y está formada por un motor eléctrico de fuerte capacidad, que se encuentra encajado mediante mecanismos reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al eje del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se conecta el disco. Los discos para amoladora que se utilizan definen la tarea a desarrollar o dicho de otra forma, dependiendo la tarea a efectuar, se elegirá un disco específico para para optimizar el trabajo.

Qué utilidad tiene la amoladora o amoladora?

Este es sin lugar a dudas el punto más notable, porque detallar para qué es adecuada la amoladora o amoladora te posibilitará conocer qué tipo de uso puedes darle en tu zona de trabajo.

la amoladora o amoladora es idónea para efectuar una gran suma de faenas, ya sea de forma profesional, en la fábrica o bien para faenas en casa y eso es debido a su gran versatilidad.

Aunque no lo dirías nunca, con un modelo barato no tendrás problemas en cortar mármol con la amoladora o amoladora, además de partir cerámica con la amoladora o amoladora además de usar la amoladora o amoladora para cortar pared.

En el fondo:La clave para asimilar para qué es efectiva la amoladora o amoladora es entender que trabaja de forma excelente para hacer trabajos de corte, pulido y desbaste.

Podemos distinguir dos modelos de amoladoras: las pequeñas, comunmente llamadas mini amoladoras, que utilizan discos de 115.mm o 125.mm, con potencias que van entre los 500W y los 1500W y las grandes, que equipan discos de 230.mm, y son modelos con potencias más altas, situándose en una horquilla entre 2000W y 2600W.

Como hemos comentado, según la tarea a realizar, deberemos el tipo de disco a poner en la máquina. Y es necesario que tengamos claras nuestras opciones pues debemos decir que una enorme diversidad de alternativas, siendo el ABC de toda amoladora los discos para pulir y el popular disco diamantado… ¡Debes descubrir la amplia gama de discos para amoladora!

Funcionalidad de la amoladora o amoladora

Debemos entender que comprar la amoladora o amoladora es tan válido para los fáciles ideas que tengamos de casa así como los trabajos en una obra. la amoladora o amoladora son utensilios que no entienden diferenciaciones entre distintos de trabajo. Ten en cuenta que aunque podamos pensar que para tareas profesionales demandaremos amoladora o amoladora más caras y resistentes, este pensamiento no obedece a ninguna norma.

En algunas de las tareas domésticas podemos necesitar un uso potente de la amoladora o amoladora, mientras que en algunos aplicaciones industriales la demanda de la amoladora o amoladora es muy baja por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. La premisa es clara tendremos que elegir y decantarse por un producto en función al uso que vamos a someter a la amoladora o amoladora, sin tener en cuenta que su función sea para tareas del hogar o profesionales.

Funcionalidades de la amoladora o amoladora

Como ya hemos comentado la amoladora o amoladora sirven para muchas tareas entre ellos: lijar, pulir o hacer cortes finos en madera… Justo en el corte esta herramienta proporciona muy buenos resultados ya que dichos cortes son rectos y limpios.

En internet encontramos, normalmente, dos tipos de la amoladora o amoladora: Las normales y las minis. La diferencia entre estas dos es el tipo de trabajo que queremos realizar. Mientras que las faenas más tranquilas se se pueden realizar con una mini, los trabajos exigentes se suelen realizar con la amoladora o amoladora normales.

Función de la amoladora o amoladora en el medio técnico

la amoladora o amoladora concede unos perfectos resultados en cuanto a los cortes que realiza, ya que realiza cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la amoladora o amoladora, se adquiere una mayor optimización debido al ahorro en la duración en el trabajo realizado.

Un ejemplo de labores que se pueden concluir con la la amoladora o amoladora, son cortes con recodos en cilindros de chapa. En resúmen, haciendo un corte en el cilindro con un ángulo a 45 grados, obtendremos dos tubos, que si los fundimos, crearán un canto de 90 grados, de lo que antes era un tubo recto.

Resumiendo, dependiendo de la faena o encargo a terminar, será recomendable la amoladora o amoladora con más, o menos energía. Lo vemos a continuación.

Función de la amoladora o amoladora en el hogar

El uso de la amoladora o amoladora para las comunes reconstrucciones en el ámbito doméstico. Concretamente, tareas de bricolaje, sin embargo igualmente podría emplear para decapar metales, partir tubos, varillas metálicas, tejas…

Dependiendo las dimensiones de la amoladora o amoladora realizaremos trabajos más difíciles o más simples.

Cómo manejar la amoladora o amoladora

Ahora que ya hemos explicado qué es la amoladora o amoladora, y para qué sirve, vamos a ver cómo usarla y cuidados a estudiar. Principalmente, para el bricolaje en el domicilio nos alcanzará con la amoladora o amoladora.

Aunque, en su uso común (en el ámbito no casero), es necesario emplear la amoladora o amoladora de superior fuerza.