¿Buscas una herramienta para cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Selecciona tu amoladora eléctrica para uso casual o intensivo.

Cómo escoger una amoladora eléctrica

La amoladora eléctrica es una herramienta que hace virar un disco a muy altas revoluciones. Dependiendo del disco por el que se haya optado se pueden ejecutar trabajos de bricolaje distintos.

De este modo con una amoladora eléctrica se realizan trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los usos más normales en distintos tipos de materiales como guijarros, teja, azulejos, granito, metal, madera…

Aspectos que deberías saber al seleccionar una amoladora eléctrica

  • Capacidad: determina la amplitud de tarea. A mayor capacidad de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor watios, más capacidad de trabajo tiene la amoladora eléctrica y más adaptación en materiales diferentes. Puedes seleccionar entre amoladora eléctrica de 750 W, de 1500 W de potencia y de más de 1500 W.
  • Tamaño de la amoladora eléctrica. La medida de la amoladora eléctrica viene definida por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son geniales para reparaciones donde debido al pequeño espacio de trabajo necesitamos algo pequeño para maniobrar bien. Debido a su poco tamaño son adaptables a cualquier situación. Se manejan para cortar y desbastar materiales de complejo acceso; para zonas menos duras; y para trabajar densidades de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora funciona para realizar diferentes tareas en tu casa: decapar troncos o metales, corte de tubos, varillas metálicas, cortar azulejos, limar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de máxima fuerza y se usan para para usos más duros. Se usan para cortar y desbastar zonas grandes y para trabajar materiales de densidades de hasta 60 mm. Se recomienda su uso en una mesa de trabajo.

En esta web de herramientas siempre hablamos de herramientas para todas las ocasiones e incluso, siempre damos indicaciones sobre el manejo práctico de las mismas.

En este caso, lo que nos ocupa es descubrir qué es la amoladora eléctrica y sus usos.

amoladora eléctrica: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora eléctrica?

La amoladora eléctrica es un aparato eléctrico, manual y está constituida por un mecanismo eléctrico de altísima poder, que se halla encajado mediante engranajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se ajusta el disco. Los discos para amoladora que se emplean limitan la tarea a desarrollar o podría pensarse al revés en realidad, según el trabajo a componer, se preferirá un disco especial para para optimizar el trabajo.

¿Para qué sirve la amoladora eléctrica?

Este es seguramente el punto más notable, porque precisar para qué vale la amoladora eléctrica te dará la opción de conocer qué clase de empleo puedes conseguir en tu taller.

la amoladora eléctrica se puede usar para desarrollar una elevada suma de trabajos, ya sea de forma experta, en la fábrica como también para faenas en casa y eso se debe a su enorme diversidad en las tareas.

Aunque parezca imposible, con un modelo mediano vas a cortar mármol con la amoladora eléctrica, además de cortar cerámica con la amoladora eléctrica o incluso usar la amoladora eléctrica con el fin de cortar pared.

En el fondo:La clave para entender para qué sirve la amoladora eléctrica es tener presente que trabaja de forma excelente para hacer trabajos de corte, pulido y desbaste.

Podemos distinguir dos tipos de amoladoras: las pequeñas, que normalmente reciben el nombre de mini amoladoras, que utilizan discos de 115.mm o 125.mm, mientras que sus potencias alternan entre los 500W y los 1500W y las grandes, que suelen utilizar discos de 230.mm, consiguiendo unas potencias más altas, estando en una horquilla entre 2000W y 2600W.

Como hemos comentado, según el encargo a hacer, será necesario la medida de disco a equipar. Y deberemos elegir cuidadosamente pues debes ser conocedor que existe una amplia gama de opciones, siendo el ABC de toda amoladora los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Conoce la gran catálogo de discos para amoladora!

Usos de la amoladora eléctrica

Debemos tener claro que tener la amoladora eléctrica es tan válido para los pequeños ideas que tengamos de casa como para nuestros trabajos en el ámbito profesional. la amoladora eléctrica son herrramientas que no muestran diferenciaciones entre distintos de trabajo. Si bien podríamos pensar que en el ámbito profesional demandaremos amoladora eléctrica más robustas y de mejores marcas, no es una verdad universal.

En determinados trabajos domésticos es posible necesitar un uso intensivo de la amoladora eléctrica, mientras que en muchos aplicaciones profesionales el uso de la amoladora eléctrica es puramente residual por lo que no necesitaremos un modelo top de gama. En resumen: Es importante escoger y adquirir un producto dependiendo al uso que le daremos a la amoladora eléctrica, independientemente de que que la su utilidad sea para tareas domésticos o profesionales.

Aplicaciones de la amoladora eléctrica

Como ya sabrás la amoladora eléctrica sirven para muchas tareas entre ellos: lijar, pulir o hacer cortes finos en metal… Justo en el corte esta herramienta proporciona muy buenos resultados ya que dichos cortes son rectos y limpios.

En internet se encuentra, principalmente, dos clases de la amoladora eléctrica: Las normales y las minis. La diferencia entre estas dos es la clase de trabajo que debemos ejecutar. Mientras que las tareas más sutiles se realizarán con una mini, las tareas intensivas se suelen hacer con la amoladora eléctrica normales.

Función de la amoladora eléctrica en el medio técnico

la amoladora eléctrica suministra unos más que buenos rendimientos en cuanto a los cortes que ejecuta, ya que ejecuta cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la amoladora eléctrica, se logra una mayor efectividad debido al ahorro de minutos en el trabajo terminado.

Un ejemplo de encargos que se pueden concluir con la la amoladora eléctrica, son cortes con codos en conductos de chapa. O sea, realizando un corte en el tubo con una punta a 45 grados, tendremos dos conductos, que si los fundimos, crearán un ángulo de 90 grados, del tubo recto que teníamos.

Resumiendo, según la obra o encargo a realizar, precisarás la amoladora eléctrica con más, o menos energía. Vamos a verlo.

Usos de la amoladora eléctrica en el bricolaje casero

El uso de la amoladora eléctrica para habituales reconstrucciones en el domicilio. Concretamente, tareas de bricolaje, sin embargo igualmente podría usarse para decapar metales, tajar caños, varillas metálicas, alicatados…

Según la magnitud de la amoladora eléctrica podremos realizar tareas más complicados o más asequibles.

Cómo manejar la amoladora eléctrica

Ahora que ya sabemos qué es la amoladora eléctrica, y su funcionalidad, os contamos cómo trabajar con esta herramienta y prudencias a considerar. Esencialmente, para el bricolaje en nuestra casa nos alcanzará con la amoladora eléctrica.

Sin embargo, en la mayoría de los casos (en el ámbito no casero), se recomienda utilizar la amoladora eléctrica de mayor fuerza.