amoladora de banco


¿Precisas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Infórmate sobre tu amoladora de banco para uso casual o profesional.

Cómo elegir una amoladora de banco

La amoladora de banco es un utensilio que hace girar un disco a muy elevadas revoluciones. En función del disco por el que se haya optado se pueden ejecutar tareas de bricolaje totalmente distintos.

De este modo con una amoladora de banco se pueden hacer trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los usos más habituales en distintos tipos de elementos como piedra, ladrillo, terrazo, granito, metal, troncos…

Características que deberías conocer al seleccionar una amoladora de banco

  • Fuerza: determina la capacidad de trabajo. A más amplitud de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor potencia, más carga de trabajo tiene la amoladora de banco y mayor adecuación en materiales distintos. Puedes seleccionar entre amoladora de banco de 750 W, de 1500 W de motor y de más de 1500 W.
  • Medida de la amoladora de banco. La dimensión de la amoladora de banco viene determinada por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las indicadas para tareas donde necesitamos trabajar en espacios reducidos. Debido a su reducido tamaño son adaptables a cualquier situación. Se manejan para cortar y desbastar superficies de dificultoso acceso; para espacios no tan duras; y para trabajar espesores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora nos permite elaborar diferentes trabajos en tu casa: decapar madera o metales, corte de cilindros, varillas metálicas, cortar cerámica, limar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm tienen más fuerza y se utilizan para trabajos más pesados. Se emplean para cortar y desbastar zonas grandes y para reparar materiales de grosores de hasta 60 mm. Muy recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este espacio de herramientas escribimos sobre herramientas de todo tipo e incluso, siempre damos recomendaciones sobre el uso útil de las mismas.

En este artículo, vas a explorar qué es la amoladora de banco y todo lo que necesitas saber.

amoladora de banco: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora de banco?

La amoladora de banco es un utensilio eléctrico, manual y está constituida por un mecanismo eléctrico de altísima potencia, que se halla conectado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al eje del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se conecta el disco. Los discos para amoladora que se emplean deciden la tarea a desarrollar o lo que sería lo mismo:, dependiendo el trabajo a componer, se preferirá un disco distinto a fin de realizarla correctamente.

Para qué está pensada la amoladora de banco?

Este es seguramente el punto más considerable, porque definir para qué se usa la amoladora de banco te permitirá conocer qué tipo de valor puedes esperar de ella en tu obrador.

la amoladora de banco se puede usar para hacer una altísima cantidad de opraciones, ya sea de forma experta, en el estudio como también para faenas en casa y eso es debido a su enorme diversidad en las tareas.

Aunque no lo dirías nunca, con un modelo mediano vas a cortar mármol con la amoladora de banco, también podrás partir cerámica con la amoladora de banco inclusive utilizar la amoladora de banco con el fin de cortar pared.

En resumen:La clave para saber para qué usaremos la amoladora de banco es tener en cuenta que se desempeña, se mueve de forma excelente para ejecutar trabajos de corte, pulido y desbaste.

En el mercado existen dos modelos de amoladoras: las pequeñas, comunmente llamadas mini amoladoras, que emplean discos de 115.mm o 125.mm, con potencias que van entre los 500W y los 1500W y las normales, que suelen utilizar discos de 230.mm, y lógicamente con potencias más altas, situándose a los 2000W y 2600W.

Tal como hemos dicho anteriormente: dependiendo la tarea a hacer, deberemos la medida de disco a equipar. Y no será tarea sencilla pues en el mercado existe una gran gama de opciones, siendo los más típicos los discos para pulir y el conocido disco diamantado… ¡Debes descubrir la amplia selección de discos para amoladora!

Empleos de la amoladora de banco

Debemos tener claro que trabajar con la amoladora de banco sirve tanto para los inusuales ideas que tengamos de nuestro hogar así como los encargos en una obra. la amoladora de banco son utensilios que no muestran diferenciaciones entre ambos mundos. No cometas el error de que para tareas profesionales debemos tener amoladora de banco más profesionales y resistentes, no tiene por qué ser así.

En determinadas tareas domesticas demandaremos de un uso intensivo de la amoladora de banco, y por el contrario en muchos tareas industriales la demanda de la amoladora de banco es de muy baja intensidad por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. La premisa es clara tendremos que escoger y decantarse por una herramienta en función al uso que le daremos a la amoladora de banco, independientemente de que que la su utilidad sea para trabajos del hogar o profesionales.

Aplicaciones de la amoladora de banco

Como dijimos anteriormente la amoladora de banco sirven para muchas tareas como por ejemplo: lijar, pulir o hacer cortes finos en metal… Justo en el corte esta herramienta proporciona muy buenos resultados ya que estos son rectos y limpios.

En las tiendas encontramos, habitualmente, lo más normal, dos tipologías de la amoladora de banco: Las normales y las minis. La única diferencia es la tipología de trabajo que debemos ejecutar. Mientras que las tareas más sutiles se es posible realizar con una mini, los trabajos intensivos se suelen hacer con la amoladora de banco normales.

Utilidad de la amoladora de banco en el entorno técnico

la amoladora de banco concede unos excelentes rendimientos en cuanto a los cortes que genera, ya que desarrolla cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la amoladora de banco, se adquiere una superior optimización debido al ahorro de minutos en el trabajo realizado.

Un ejemplo de tareas que se pueden desarrollar con la la amoladora de banco, son cortes con aristas en conductos de hierro. En definitiva, realizando un corte en el cilindro con una arista a 45 grados, tendremos dos conductos, que si los aunamos, formarán un ángulo de 90 grados, del tubo recto original.

Así que en conclusión, dependiendo de la tarea o encargo a hacer, precisarás la amoladora de banco con más, o menos poder. Lo veremos en nuestras recomendaciones.

Función de la amoladora de banco en el hogar

El uso de la amoladora de banco para habituales reformas en la casa. En concreto, labores de bricolaje, no obstante incluso podría valer para decapar metales, seccionar cánulas, varillas metálicas, cerámica…

Dependiendo el volumen de la amoladora de banco realizaremos tareas más árduos o más asequibles.

Cómo utilizar la amoladora de banco

Ahora que ya sabemos qué es la amoladora de banco, y para qué sirve, vamos a ver cómo usarla y precauciones a pensar. Principalmente, para el bricolaje en el domicilio nos alcanzará con la amoladora de banco.

Sin embargo, en los casos más habituales (en el ámbito industrial), es necesario trabajar con la amoladora de banco de superior capacidad.