amoladora de banco industrial


¿En tu trabajo necesitas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Elige tu amoladora de banco industrial para uso doméstico o técnico.

Cómo elegir una amoladora de banco industrial

La amoladora de banco industrial es una herramienta que hace rodar un disco a muy altas revoluciones. En función del disco seleccionado se pueden efectuar trabajos de bricolaje totalmente distintos.

De este modo con una amoladora de banco industrial podremos hacer trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los usos más corrientes en distintos tipos de materiales como rocas, tochos, terrazo, granito, metal, madera…

Aspectos que deberías saber al escoger una amoladora de banco industrial

  • Potencia: especifica la carga de tarea. A más cantidad de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor watios, mayor carga de trabajo tiene la amoladora de banco industrial y superior adecuación en materiales diferentes. Puedes preferir entre amoladora de banco industrial de 750 W, de 1500 W de fuerza y de más de 1500 W.
  • Tamaño de la amoladora de banco industrial. El tamaño de la amoladora de banco industrial viene determinada por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son la mejor opción para tareas donde necesitamos trabajar en espacios reducidos. Por su mínimo tamaño son ideales para trabajos pequeños. Se manejan para cortar y desbastar zonas de dificultoso acceso; para espacios más blandas; y para trabajar densidades de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora te sirve para elaborar distintos tareas en tu casa: decapar madera o metales, corte de tubos, varitas metálicas, cortar porcelana, pulir, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de máxima capacidad y se utilizan para reparaciones más pesadas. Se utilizan para cortar y desbastar materiales grandes y para aplicarse en materiales de espesores de hasta 60 mm. Es necesario su uso en una mesa de trabajo.

En este dominio de herramientas informamos de herramientas de todo tipo e incluso, brindamos recomendaciones sobre el funcionamiento efectivo de las herramientas.

En esta ocasión, vamos a explorar qué es la amoladora de banco industrial y todo lo que puedes hacer con ella.

amoladora de banco industrial: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora de banco industrial?

La amoladora de banco industrial es un utensilio eléctrico, manual y está constituida por 1 mecanismo eléctrico de fuerte potencia, que se encuentra acoplado mediante mecanismos reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se une el disco. Los discos para amoladora que se aplican limitan la acción a desarrollar o podría pensarse al revés en realidad, según el trabajo a elaborar, se seleccionará un disco particular para realizarla de forma más óptima.

Para qué está pensada la amoladora de banco industrial?

Este es sin atisbo de dudas el punto más importante, porque concretar para qué sirve la amoladora de banco industrial te dará la opción de dominar qué tipo de uso puedes darle en tu estudio.

la amoladora de banco industrial es perfecta para realizar una elevada suma de opraciones, ya sea de forma técnica, en el garaje o bien para trabajos de bricolaje y eso es por qué a su gran diversidad en las tareas.

Aunque no lo dirías nunca, con un modelo pequeño vas a cortar mármol con la amoladora de banco industrial, como también partir cerámica con la amoladora de banco industrial además de usar la amoladora de banco industrial para cortar pared.

En el fondo:La clave para conocer para qué es efectiva la amoladora de banco industrial es comprender que se desempeña, se mueve a la perfección para desarrollar labores de corte, pulido y desbaste.

Podemos distinguir dos tipos de amoladoras: las pequeñas, también denominadas mini amoladoras, que consumen discos de 115.mm o 125.mm, mientras que sus potencias alternan entre los 500W y los 1500W y las grandes, en estas solemos encontrar discos de 230.mm, con unas potencias más altas, situándose entre 2000W y 2600W.

Dijimos anteriormente que dependiendo la actividad a hacer, tendremos que el tipo de disco a equipar. Y deberemos saber bien qué necesitamos hacer pues debes saber que existe una enorme diversidad de modelos, siendo el ABC de toda amoladora los discos para pulir y el popular disco diamantado… ¡Debes conocer la inmensa catálogo de discos para amoladora!

Usos de la amoladora de banco industrial

Debemos interiorizar que tener la amoladora de banco industrial es perfecto tanto para los inusuales tareas de casa así como los encargos en el ámbito profesional. la amoladora de banco industrial son utensilios que no entienden diferencias entre distintos de trabajo. Si bien podríamos pensar que para tareas profesionales necesitaremos amoladora de banco industrial más profesionales y resistentes, este pensamiento no obedece a ninguna norma.

En trabajos domésticos es posible necesitar un uso continuado de la amoladora de banco industrial, y puede ser que en ciertos tareas profesionales la demanda de la amoladora de banco industrial será puramente residual por lo que no necesitaremos un modelo top de gama. Así pues: tendremos que escoger y adquirir un producto dependiendo al uso que le daremos a la amoladora de banco industrial, sin tener en cuenta que su uso sea para tareas del hogar o profesionales.

Utilidad de la amoladora de banco industrial

Como dijimos anteriormente la amoladora de banco industrial sirven para muchas tareas entre ellos: lijar, pulir o hacer cortes finos en metal… Especialmente en el corte la amoladora saca su mayor rendimiento ya que los cortes son rectos y limpios.

En internet encontraremos, principalmente, dos tipos de la amoladora de banco industrial: Las normales y las minis. La única diferencia es el tipo de trabajo que solemos realizar. Mientras que las tareas más tranquilas se se pueden realizar con una mini, los trabajos intensivos se acostumbran a hacer con la amoladora de banco industrial normales.

Uso de la amoladora de banco industrial en el medio técnico

la amoladora de banco industrial provee unos más que buenos resultados en cuanto a los cortes que ejecuta, ya que realiza cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la amoladora de banco industrial, se adquiere una mayor optimización gracias al ahorro de horas en el trabajo terminado.

Un ejemplo de tareas que se pueden hacer con la la amoladora de banco industrial, son cortes con recodos en conductos de acero. En definitiva, en hacer un corte en el tubo con un recodo a 45 grados, lograremos tener dos conductos, que si los unimos, formarán un ángulo de 90 grados, del tubo recto que teníamos.

Así que en conclusión, según la faena o trabajo a terminar, necesitarás la amoladora de banco industrial con más, o menos nervio. Lo veremos en nuestras recomendaciones.

Función de la amoladora de banco industrial en el hogar

El uso de la amoladora de banco industrial para las comunes reconstrucciones en el ámbito doméstico. Concretamente, tareas de bricolaje, aunque igualmente puede valer para decapar metales, cortar cilindros, varitas metálicas, tejas…

Según la magnitud de la amoladora de banco industrial realizaremos trabajos más complicados o más simples.

Cómo utilizar la amoladora de banco industrial

Ahora que ya conocemos qué es la amoladora de banco industrial, y para qué sirve, veremos cómo trabajar con ella y prudencias a estudiar. Principalmente, para pequeños trabajos en nuestra casa nos alcanzará con la amoladora de banco industrial.

Aunque, en su uso común (en el ámbito industrial), sería recomendable el uso la amoladora de banco industrial de superior capacidad.