amoladora con regulador de velocidad


¿Buscas una herramienta para cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Infórmate sobre tu amoladora con regulador de velocidad para uso doméstico o profesional.

Cómo elegir una amoladora con regulador de velocidad

La amoladora con regulador de velocidad es una herramienta que hace virar un disco a muy elevadas revoluciones. Dependiendo del disco elegido se pueden realizar tareas de bricolaje distintos.

De este modo con una amoladora con regulador de velocidad se pueden hacer trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las funciones más corrientes en diferentes tipos de materiales como guijarros, baldosas, terrazo, granito, metal, madera…

Cosas que deberías saber al escoger una amoladora con regulador de velocidad

  • Capacidad: limita la carga de trabajo. A mayor carga de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor fuerza, mayor carga de trabajo tiene la amoladora con regulador de velocidad y más adaptación en materiales diferentes. Puedes preferir entre amoladora con regulador de velocidad de 750 W, de 1500 W de fuerza y de más de 1500 W.
  • Dimensión de la amoladora con regulador de velocidad. La medida de la amoladora con regulador de velocidad viene definida por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son geniales para reparaciones donde la manejabilidad es prioritaria. Gracias a su mínimo tamaño son ideales para trabajos pequeños. Se manejan para cortar y desbastar zonas de dificultoso acceso; para superficies más blandas; y para trabajar densidades de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora nos concede la opción realizar diferentes trabajos en tu casa: decapar listones o metales, corte de caños, varitas metálicas, cortar cerámica, lijar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de más poder y se emplean para tareas más pesadas. Se utilizan para cortar y desbastar zonas grandes y para aplicarse en materiales de densidades de hasta 60 mm. Muy recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este dominio de herramientas siempre hablamos sobre herramientas para todos los trabajos e incluso, siempre brindamos advertencias sobre el funcionamiento apropiado de las herramientas.

En este caso, vamos a descubrir qué es la amoladora con regulador de velocidad y todo lo que puedes hacer con ella.

amoladora con regulador de velocidad: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora con regulador de velocidad?

La amoladora con regulador de velocidad es un utensilio eléctrico, manual y está constituida por un motor eléctrico de fuerte fuerza, que se halla conectado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al eje del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se encaja el disco. Los discos para amoladora que se utilizan decretan la labor a desenvolver o viéndolo desde otro punto de vista, según la tarea a efectuar, se escogerá un disco específico a fin de realizarla de forma más óptima.

Qué utilidad tiene la amoladora con regulador de velocidad?

Este es sin atisbo de dudas el punto más notable, porque especificar para qué vale la amoladora con regulador de velocidad te posibilitará conocer qué clase de empleo puedes conseguir en tu lugar de trabajo.

la amoladora con regulador de velocidad es ideal para desarrollar una altísima cantidad de trabajos, ya sea de forma experta, en el taller o bien para faenas de artesanía y el motivo se debe a su enorme versatilidad.

Aunque no te lo creas, con un modelo mini vas a cortar mármol con la amoladora con regulador de velocidad, además de recortar cerámica con la amoladora con regulador de velocidad o incluso aprovechar la amoladora con regulador de velocidad con el fin de cortar pared.

En el fondo:La clave para saber para qué es efectiva la amoladora con regulador de velocidad es saber que funciona de forma excelente para desarrollar labores de corte, pulido y desbaste.

Podemos distinguir dos tipos de amoladoras: las pequeñas, también llamadas mini amoladoras, que consumen discos de 115.mm o 125.mm, mientras que sus potencias alternan entre los 500W y los 1500W y las amoladoras (sin más adjetivos), en estas solemos encontrar discos de 230.mm, y son modelos con potencias más altas, llegando entre 2000W y 2600W.

Como ya hemos dicho: dependiendo el encargo a hacer, deberemos decidir el tipo de disco a equipar. Y es necesario que tengamos claras nuestras opciones pues debes ser conocedor que existe una enorme variedad de modelos, encontrando como alternativas destacadas los discos para pulir y el famoso disco diamantado… ¡Conoce la gran selección de discos para amoladora!

Empleos de la amoladora con regulador de velocidad

Debemos interiorizar que comprar la amoladora con regulador de velocidad sirve tanto para los pequeños tareas de bricolaje como también nuestros trabajos en una obra. la amoladora con regulador de velocidad son herramientas que no muestran diferenciaciones entre ambos mundos. Si bien lo lógico de pensar es que para tareas profesionales demandaremos amoladora con regulador de velocidad más robustas y de mejores marcas, este pensamiento no obedece a ninguna norma.

En determinadas tareas domesticas es posible necesitar un uso potente de la amoladora con regulador de velocidad, mientras que en puntuales aplicaciones industriales la demanda de la amoladora con regulador de velocidad será de muy baja intensidad por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. Así pues: Debemos elegir y adquirir el artículo en función al uso que le daremos a la amoladora con regulador de velocidad, sin tener en cuenta que su función sea para trabajos del hogar o profesionales.

Aplicaciones de la amoladora con regulador de velocidad

Como ya habrás leído la amoladora con regulador de velocidad sirven para muchas funciones como por ejemplo: lijar, pulir o hacer cortes finos en plásticos… Justo en el corte esta pequeña sierra da su mejor resultado ya que estos son rectos y limpios.

En internet encontramos, normalmente, dos tipos de la amoladora con regulador de velocidad: Las normales y las minis. La principal diferencia es la tipología de trabajo que debemos realizar. Mientras que los trabajos más tranquilas se se pueden realizar con una mini, las tareas pesadas se suelen ejecutar con la amoladora con regulador de velocidad normales.

Utilidad de la amoladora con regulador de velocidad en el entorno técnico

la amoladora con regulador de velocidad proporciona unos excelentes rendimientos en cuanto a los cortes que desarrolla, ya que hace cortes rectos y límpios.

También, gracias a la amoladora con regulador de velocidad, se logra una superior optimización debido al ahorro de horas en el trabajo ejecutado.

Un ejemplo de labores que se pueden producir con la la amoladora con regulador de velocidad, son cortes con aristas en cilindros de chapa. En definitiva, haciendo un corte en el tubo con un recodo a 45 grados, tendremos dos caños, que si los unimos, formarán una esquina de 90 grados, del tubo recto que teníamos.

Así que en conclusión, dependiendo de la tarea o encargo a terminar, sacarás más partido a la amoladora con regulador de velocidad con más, o menos nervio. Lo veremos en nuestras recomendaciones.

Usos de la amoladora con regulador de velocidad en el bricolaje casero

El empleo de la amoladora con regulador de velocidad para pequeños obras en la casa. Concretamente, labores de bricolaje, no obstante asimismo puede usarse para decapar metales, partir tubos, varillas metálicas, ladrillos…

Según la capacidad de la amoladora con regulador de velocidad podremos hacer tareas más complicados o más fáciles.

Cómo usar la amoladora con regulador de velocidad

Ahora que ya sabemos qué es la amoladora con regulador de velocidad, y su cometido, os contamos cómo trabajar con esta herramienta y precauciones a pensar. Esencialmente, para pequeños arreglos en casa bastará con la amoladora con regulador de velocidad.

Aunque, en su uso común (en el ámbito profesional), es necesario trabajar con la amoladora con regulador de velocidad de mayor tamaño.