amoladora con lijadora


¿Buscas una herramienta para cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Escoge tu amoladora con lijadora para uso casero o técnico.

Cómo elegir una amoladora con lijadora

La amoladora con lijadora es un mecanismo que hace girar un disco a muy altas revoluciones. Dependiendo del disco elegido se pueden producir trabajos de bricolaje totalmente diferentes.

De este modo con una amoladora con lijadora se realizan tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las funciones más normales en diversos tipos de elementos como pedruscos, baldosas, terrazo, granito, metal, tablas…

Cosas que debes saber al optar una amoladora con lijadora

  • Poder: limita la cantidad de trabajo. A más amplitud de vatios (W), o lo que es lo mismo a mayor watios, más capacidad de trabajo tiene la amoladora con lijadora y mayor adecuación en materiales distintos. Puedes elegir entre amoladora con lijadora de 750 W, de 1500 W de fuerza y de más de 1500 W.
  • Dimensión de la amoladora con lijadora. El tamaño de la amoladora con lijadora se define por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son las recomendadas para tareas donde necesitamos trabajar en espacios reducidos. Debido a su escaso peso son ideales para trabajos pequeños. Se usan para cortar y desbastar materiales de complicado acceso; para espacios menos duras; y para trabajar anchuras de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora te permitirá elaborar distintos trabajos en tu vivienda: decapar listones o metales, corte de cilindros, varillas metálicas, cortar cerámica, limar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm tienen más fuerza y se utilizan para reparaciones más pesadas. Se utilizan para cortar y desbastar extensiones grandes y para reparar materiales de anchuras de hasta 60 mm. Es recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este dominio de herramientas siempre hablamos sobre herramientas para todas las ocasiones e incluso, siempre damos advertencias sobre el uso apropiado de las mismas.

En este texto, vas a explorar qué es la amoladora con lijadora y todo lo que puedes hacer con ella.

amoladora con lijadora: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora con lijadora?

La amoladora con lijadora es una herramienta eléctrica, manual y está conformada por un motor eléctrico de altísima potencia, que se halla ensamblado mediante engranajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se encaja el disco. Los discos para amoladora que se consumen determinan la acción a desenvolver o podría pensarse al revés en realidad, dependiendo la tarea a desarrollar, se seleccionará un disco concreto a fin de llevarla a cabo.

Qué utilidad tiene la amoladora con lijadora?

Este es quizás el punto más notable, porque concretar para qué sirve la amoladora con lijadora te posibilitará saber qué tipo de valor puedes darle en tu lugar de trabajo.

la amoladora con lijadora es perfecta para desarrollar una elevada cantidad de opraciones, ya sea de forma profesional, en el estudio o bien para tareas en casa y eso se debe a su formidable versatilidad.

Aunque parezca imposible, con un modelo mediano vas a cortar mármol con la amoladora con lijadora, además de cortar cerámica con la amoladora con lijadora o también utilizar la amoladora con lijadora para cortar pared.

En el fondo:La clave para conocer para qué usamos la amoladora con lijadora es comprender que se desempeña, se mueve a la perfección para hacer trabajos de corte, pulido y desbaste.

Si miras modelos podrás encontrar dos modelos de amoladoras: las pequeñas, también llamadas mini amoladoras, que gastan discos de 115.mm o 125.mm, y sus potencias suelen estar entre los 500W y los 1500W y las grandes, que equipan discos de 230.mm, mientras que sus potencias son más altas, estando entre 2000W y 2600W.

Como dijimos anteriormente, dependiendo la actividad a hacer, deberemos la medida de disco a poner en la máquina. Y no será tarea sencilla pues tenemos ante nosotros una enorme gama de alternativas, encontrando como alternativas destacadas los discos para pulir y el conocido disco diamantado… ¡Debes conocer la inmensa variedad de discos para amoladora!

Funcionalidad de la amoladora con lijadora

Lo más importante es comprender que tener la amoladora con lijadora es perfecto tanto para los fáciles trabajos de casa así como los encargos en el ámbito profesional. la amoladora con lijadora son herrramientas que no entienden desigualdad entre distintos de trabajo. Ten en cuenta que aunque podamos pensar que en el ámbito profesional debemos adquirir amoladora con lijadora más potentes y de mejores marcas, no es una verdad universal.

En determinadas tareas domesticas necesitaremos un uso continuado de la amoladora con lijadora, y por el contrario en algunos trabajos profesionales la demanda de la amoladora con lijadora es menor que un uso doméstico por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. En resumen: Es importante seleccionar y elegir una herramienta habiendo analizado el uso que le daremos a la amoladora con lijadora, independientemente de que su uso sea para trabajos domésticos o profesionales.

Funcionalidades de la amoladora con lijadora

Como ya hemos dicho la amoladora con lijadora sirven para distintos trabajos como por ejemplo: lijar, pulir o hacer cortes finos en madera… Justo en el corte esta herramienta saca su mayor rendimiento ya que estos son rectos y limpios.

En internet encontraremos, lo más habitual, dos tipos de la amoladora con lijadora: Las normales y las minis. La diferencia entre estas dos es el tipo de trabajo que solemos ejecutar. Mientras que las tareas más sutiles se es posible realizar con una mini, los trabajos intensivos se acostumbran a realizar con la amoladora con lijadora normales.

Función de la amoladora con lijadora en el medio profesional

la amoladora con lijadora da unos muy buenos rendimientos en cuanto a los cortes que realiza, ya que hace cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la amoladora con lijadora, se logra una mayor optimización debido al ahorro de horas en el trabajo realizado.

Un ejemplo de faenas que se pueden concluir con la la amoladora con lijadora, son cortes con punta en caños de acero. En resúmen, haciendo un corte en el tubo con un ángulo a 45 grados, tendremos dos caños, que si los pegamos, conformarán un canto de 90 grados, del tubo recto que teníamos.

Así que en conclusión, dependiendo de la faena o trabajo a terminar, será recomendable la amoladora con lijadora con más, o menos fuerza. Veremos cada caso.

Usos de la amoladora con lijadora en el ámbito doméstico

El empleo de la amoladora con lijadora para habituales reformas en la casa. Exactamente, tareas de bricolaje, pese a que incluso puede valer para decapar metales, guillotinar cánulas, varitas metálicas, mosaicos…

Según el volumen de la amoladora con lijadora realizaremos trabajos más complejos o más fáciles.

Cómo usar la amoladora con lijadora

Ahora que ya sabes qué es la amoladora con lijadora, y para qué sirve, vamos a ver cómo usarla y precauciones a estudiar. Principalmente, para pequeños arreglos en el domicilio será suficiente con la amoladora con lijadora.

Sin embargo, en su uso común (en el ámbito profesional), sería recomendable el uso la amoladora con lijadora de superior fuerza.