amoladora casera


¿Necesitas cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Elige tu amoladora casera para uso doméstico o experto.

Cómo elegir una amoladora casera

La amoladora casera es una herramienta que hace rotar un disco a muy elevadas revoluciones. Dependiendo del disco elegido se pueden ejecutar tareas de bricolaje totalmente distintos.

De este modo con una amoladora casera podremos realizar trabajos de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los usos más habituales en distintos tipos de elementos como pedruscos, ladrillo, loza, granito, metal, troncos…

Características que no puedes desconocer al escoger una amoladora casera

  • Potencia: limita la amplitud de trabajo. A más capacidad de vatios (W), o lo que es lo mismo a mayor watios, más carga de trabajo tiene la amoladora casera y superior adecuación en materiales distintos. Puedes elegir entre amoladora casera de 750 W, de 1500 W de fuerza y de más de 1500 W.
  • Dimensión de la amoladora casera. La medida de la amoladora casera se define por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son perfectas para trabajos donde se necesita manejabilidad. Por su poco peso y tamaño son adaptables a cualquier situación. Se usan para cortar y desbastar espacios de difícil acceso; para zonas menos duras; y para trabajar espesores de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora te sirve para confeccionar diferentes reparaciones en tu casa: decapar tablas o metales, corte de conductos, varitas metálicas, cortar cerámica, lijar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm tienen más fuerza y se emplean para reparaciones más pesadas. Se usan para cortar y desbastar espacios grandes y para trabajar materiales de anchuras de hasta 60 mm. Es recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este dominio de herramientas siempre informamos sobre herramientas de todo tipo e incluso, siempre brindamos advertencias sobre el manejo práctico de las herramientas.

En esta ocasión, lo que nos ocupa es explorar qué es la amoladora casera y y toda la información necesaria.

amoladora casera: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora casera?

La amoladora casera es un aparato eléctrico, manual y está formada por un motor eléctrico de fuerte poder, que se encuentra acoplado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al eje del mecanismo (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se junta el disco. Los discos para amoladora que se emplean limitan la tarea a desplegar o lo que sería lo mismo:, según la labor a ejecutar, se preferirá un disco determinado para realizarla de forma más óptima.

Para qué está pensada la amoladora casera?

Este es seguramente el punto más interesante, porque determinar para qué sirve la amoladora casera te permitirá entender qué clase de valor puedes darle en tu estudio.

la amoladora casera es ideal para producir una gran suma de faenas, ya sea de forma experta, en el estudio como también para trabajos de bricolaje y eso es debido a su gran versatilidad.

Aunque te cueste creer, con un modelo pequeño no tendrás problemas en cortar mármol con la amoladora casera, también podrás recortar cerámica con la amoladora casera o incluso utilizar la amoladora casera para cortar pared.

En resumen:La clave para saber para qué sirve la amoladora casera es tener presente que se desempeña, se mueve a la perfección para desarrollar tareas de corte, pulido y desbaste.

Básicamente tenemos dos modelos de amoladoras: las pequeñas, también denominadas mini amoladoras, que utilizan discos de 115.mm o 125.mm, mientras que sus potencias alternan entre los 500W y los 1500W y las normales, que consumen discos de 230.mm, con unas potencias más altas, situándose a los 2000W y 2600W.

Como hemos comentado, dependiendo la tarea a hacer, deberemos la medida de disco a utilizar. Y no será tarea sencilla pues debes ser conocedor que existe una enorme cantidad de modelos, siendo los más típicos los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Debes descubrir la amplia catálogo de discos para amoladora!

Usos de la amoladora casera

Debemos tener claro que el uso de la amoladora casera es tan válido para los pequeños tareas de bricolaje así como las tareas en una obra. la amoladora casera son herramientas que no tienen diferenciaciones entre ambos mundos. Lo más común es tener la idea de que en el ámbito profesional debemos adquirir amoladora casera más potentes y resistentes, no tiene por qué ser así.

En determinadas tareas domesticas es posible necesitar un uso intensivo de la amoladora casera, y puede ser que en muchos trabajos industriales el uso de la amoladora casera será menor que un uso doméstico por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. La idea que debemos tener en la cabeza: Debemos escoger y comprar el artículo habiendo analizado el uso que le daremos a la amoladora casera, sin tener en cuenta que que la su utilidad sea para tareas domésticos o profesionales.

Utilidad de la amoladora casera

Como ya sabrás la amoladora casera sirven para distintos trabajos entre ellos: lijar, pulir o hacer cortes finos en metal… Precisamente en el corte esta herramienta proporciona muy buenos resultados ya que dichos cortes son rectos y limpios.

En internet encontramos, lo más habitual, dos tipos de la amoladora casera: Las normales y las minis. La diferencia entre estas dos es la tipología de trabajo que debemos realizar. Mientras que las tareas más sutiles se realizarán con una mini, las tareas fuertes se suelen ejecutar con la amoladora casera normales.

Uso de la amoladora casera en el entorno profesional

la amoladora casera entrega unos más que buenos rendimientos en cuanto a los cortes que ejecuta, ya que genera cortes rectos y límpios.

También, gracias a la amoladora casera, se logra una mayor efectividad debido al ahorro de minutos en el trabajo terminado.

Un ejemplo de encargos que se pueden elaborar con la la amoladora casera, son cortes con recodos en conductos de acero. En definitiva, realizando un corte en el cilindro con una arista a 45 grados, lograremos tener dos conductos, que si los juntamos, crearán una esquina de 90 grados, del tubo recto original.

Resumiendo, dependiendo de la tarea o encargo a terminar, precisarás la amoladora casera con más, o menos poder. Lo vemos a continuación.

Usos de la amoladora casera en el ámbito doméstico

El empleo de la amoladora casera para habituales obras en el ámbito doméstico. Concretamente, tareas de bricolaje, sin embargo incluso puede emplear para decapar metales, tajar cánulas, varillas metálicas, cerámica…

Según el tamaño de la amoladora casera realizaremos encargos más difíciles o más fáciles.

Cómo utilizar la amoladora casera

Ahora que ya sabemos qué es la amoladora casera, y su cometido, veremos cómo usarla y precauciones a tener en cuenta. Principalmente, para el bricolaje en el domicilio nos alcanzará con la amoladora casera.

Sin embargo, en la mayoría de los casos (en el ámbito no doméstico), será necesario el uso la amoladora casera de mayor tamaño.