amoladora antigua


¿Buscas una herramienta para cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Selecciona tu amoladora antigua para uso doméstico o profesional.

Cómo seleccionar una amoladora antigua

La amoladora antigua es un utensilio que hace girar un disco a muy altas revoluciones. En función del disco por el que se haya optado se pueden ejecutar tareas de bricolaje distintos.

De este modo con una amoladora antigua se pueden realizar tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son los fines más corrientes en diferentes tipos de materiales como pedruscos, baldosas, gres, granito, metal, troncos…

Características que deberías conocer al elegir una amoladora antigua

  • Fuerza: limita la capacidad de trabajo. A mayor amplitud de vatios (W), o lo que es lo mismo a mayor fuerza, más capacidad de trabajo tiene la amoladora antigua y más adaptación en materiales diferentes. Puedes optar entre amoladora antigua de 750 W, de 1500 W de fuerza y de más de 1500 W.
  • Dimensión de la amoladora antigua. La dimensión de la amoladora antigua viene definida por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son geniales para trabajos donde debido al pequeño espacio de trabajo necesitamos algo pequeño para maniobrar bien. Por su mínimo tamaño son muy versátiles. Se utilizan para cortar y desbastar superficies de complicado acceso; para espacios menos duras; y para trabajar densidades de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora está pensada para crear diferentes reparaciones en tu hogar: decapar troncos o metales, corte de tubos, varillas metálicas, cortar porcelana, lijar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de máxima fuerza y se emplean para tareas más pesadas. Se usan para cortar y desbastar extensiones grandes y para reparar materiales de grosores de hasta 60 mm. Se recomienda su uso en una mesa de trabajo.

En este espacio siempre hablamos sobre herramientas de todo tipo e incluso, brindamos sugerencias sobre el funcionamiento práctico de las mismas.

Hoy, vas a explorar qué es la amoladora antigua y todo lo que necesitas saber.

amoladora antigua: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora antigua?

La amoladora antigua es un aparato eléctrico, manual y está constituida por un mecanismo eléctrico de altísima capacidad, que se encuentra conectado mediante mecanismos reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente a la barra del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del eje donde se encaja el disco. Los discos para amoladora que se utilizan determinan la acción a desarrollar o podría pensarse al revés en realidad, dependiendo la tarea a hacer, se adoptará un disco específico para realizarla de forma más óptima.

Para qué está pensada la amoladora antigua?

Este es sin lugar a dudas el punto más interesante, porque concretar para qué vale la amoladora antigua te dará la opción de intuir qué clase de empleo puedes esperar de ella en tu zona de trabajo.

la amoladora antigua puede ser utilizada para efectuar una altísima cantidad de labores, ya sea de forma experta, en el garaje como también para tareas de artesanía y eso se debe a su enorme versatilidad.

Aunque no te lo creas, con un modelo pequeño no tendrás problemas en cortar mármol con la amoladora antigua, así como cortar cerámica con la amoladora antigua además de aprovechar la amoladora antigua para cortar pared.

En definitiva:La clave para comprender para qué usaremos la amoladora antigua es tener en cuenta que trabaja de forma excelente para desarrollar labores de corte, pulido y desbaste.

Básicamente tenemos dos modelos de amoladoras: las pequeñas, que normalmente reciben el nombre de mini amoladoras, que utilizan discos de 115.mm o 125.mm, y sus potencias suelen estar entre los 500W y los 1500W y las normales, que suelen utilizar discos de 230.mm, y consiguen potencias más altas, estando en una horquilla entre 2000W y 2600W.

Como dijimos anteriormente, según el tipo de actividad a realizar, deberemos qué disco a poner en la máquina. Y no será fácil pues debemos decir que una enorme variedad de modelos, siendo los más típicos los discos para pulir y el más que usado disco diamantado… ¡Debes conocer la gran elección de discos para amoladora!

Empleos de la amoladora antigua

Lo primero y más importante es saber que comprar la amoladora antigua es perfecto tanto para los pequeños ideas que tengamos de casa como para nuestros trabajos en el ámbito profesional. la amoladora antigua son herrramientas que no muestran desigualdad entre ambas disciplinas. No cometas el error de que en el ámbito profesional debemos adquirir amoladora antigua más profesionales y duras, este pensamiento no obedece a ninguna norma.

En determinadas tareas domesticas es posible necesitar un uso fuerte de la amoladora antigua, y por el contrario en puntuales aplicaciones profesionales la demanda de la amoladora antigua será puramente residual por lo que no necesitaremos un modelo top de gama. La premisa es clara Debemos elegir y comprar una herramienta dependiendo al uso que le vayamos a dar a la amoladora antigua, sin contemplar que su uso sea para trabajos del hogar o profesionales.

Funcionalidades de la amoladora antigua

Como ya habrás leído la amoladora antigua sirven para muchas funciones como por ejemplo: lijar, pulir o hacer cortes finos en plásticos… Especialmente en el corte la amoladora proporciona muy buenos resultados ya que los cortes son rectos y limpios.

En las tiendas encontraremos, lo más habitual, dos clases de la amoladora antigua: Las normales y las minis. La principal diferencia es la tipología de trabajo que debemos ejecutar. Mientras que las tareas más sutiles se se pueden realizar con una mini, los trabajos fuertes se suelen realizar con la amoladora antigua normales.

Uso de la amoladora antigua en el ámbito experto

la amoladora antigua dota unos ideales rendimientos en cuanto a los cortes que realiza, ya que genera cortes rectos y límpios.

Paralelamente, gracias a la amoladora antigua, se consigue una mayor efectividad debido al ahorro de tiempo en el trabajo terminado.

Un ejemplo de encargos que se pueden ejecutar con la la amoladora antigua, son cortes con ángulos en cilindros de chapa. Es decir, realizando un corte en el caño con un ángulo a 45 grados, conseguiremos dos caños, que si los aunamos, crearán un canto de 90 grados, de lo que antes era un tubo recto.

Así que en conclusión, según la obra o trabajo a realizar, será recomendable la amoladora antigua con más, o menos fuerza. Vamos a verlo.

Función de la amoladora antigua en el ámbito doméstico

El uso de la amoladora antigua para habituales reparaciones en el ámbito doméstico. En concreto, tareas de bricolaje, sin embargo también podría valer para decapar metales, tajar cánulas, barras metálicas, alicatados…

Según la magnitud de la amoladora antigua tendremos la posibilidad de realizar tareas más intrncados o más simples.

Cómo utilizar la amoladora antigua

Ahora que ya conocemos qué es la amoladora antigua, y sus funciones, vamos a ver cómo trabajar con ella y precauciones a pensar. primordialmente, para pequeños trabajos en nuestra casa nos alcanzará con la amoladora antigua.

Aunque, en los casos más habituales (en el ámbito no doméstico), es necesario el uso la amoladora antigua de superior potencia.