amoladora 115


¿Debes cortar, desbastar, pulir o cepillar?. Elige tu amoladora 115 para uso casual o técnico.

Cómo elegir una amoladora 115

La amoladora 115 es una herramienta que hace virar un disco a muy altas revoluciones. En función del disco por el que se haya optado se pueden ejecutar trabajos de bricolaje diferentes.

De este modo con una amoladora 115 se pueden hacer tareas de corte, desbaste (retirar material), lijado, pulido y abrillantado, que son las funciones más habituales en distintos tipos de elementos como piedra, tochos, azulejos, granito, metal, tablas…

Características que deberías conocer al elegir una amoladora 115

  • Capacidad: señala la capacidad de tarea. A más amplitud de vatios (W), o dicho de otro modo a mayor fuerza, más capacidad de trabajo tiene la amoladora 115 y mayor se ajusta en materiales diferentes. Puedes elegir entre amoladora 115 de 750 W, de 1500 W de potencia y de más de 1500 W.
  • Tamaño de la amoladora 115. El tamaño de la amoladora 115 se determina por el disco.
  • Miniamoladoras: son las de 115 mm y 125 mm. Son ideales para trabajos donde la manejabilidad es prioritaria. Debido a su reducido peso y magnitud son ideales para trabajos pequeños. Se usan para cortar y desbastar materiales de intrincado acceso; para materiales menos duras; y para trabajar anchuras de hasta 20-30 mm. Una miniamoladora está diseñada para hacer diferentes tareas en tu casa: decapar troncos o metales, corte de conductos, varitas metálicas, cortar porcelana, lijar, etc.
  • Amoladoras grandes: las de 230 mm son las de máxima capacidad y se emplean para para usos más duros. Se usan para cortar y desbastar zonas grandes y para aplicarse en materiales de espesores de hasta 60 mm. Es recomendable su uso en una mesa de trabajo.

En este espacio siempre informamos sobre herramientas para todos los trabajos e incluso, siempre brindamos consejos sobre el empleo apropiado de las herramientas.

Hoy, vas a explorar qué es la amoladora 115 y para qué sirve.

amoladora 115: ¿Qué es? y ¿Para qué sirve?

¿Qúe es la amoladora 115?

La amoladora 115 es una herramienta eléctrica, manual y está formada por 1 mecanismo eléctrico de altísima fuerza, que se halla conectado mediante encajes reductores (si se trata de amoladoras angulares) o directamente al centro del motor (en el caso de las amoladoras rectas). Es en la punta del centro donde se conecta el disco. Los discos para amoladora que se utilizan definen la labor a desarrollar o viéndolo desde otro punto de vista, según la labor a confeccionar, se elegirá un disco concreto a fin de realizarla de forma más óptima.

Qué utilidad tiene la amoladora 115?

Este es quizás el punto más notable, porque concretar para qué sirve la amoladora 115 te dará la opción de conocer qué tipo de uso puedes conseguir en tu obrador.

la amoladora 115 puede ser utilizada para ejecutar una elevada cantidad de faenas, ya sea de forma profesional, en el estudio ya sea para faenas de artesanía y eso es por qué a su enorme versatilidad.

Aunque parezca imposible, con un modelo barato podrás perfectamente cortar mármol con la amoladora 115, como también recortar cerámica con la amoladora 115 o incluso aprovechar la amoladora 115 para cortar pared.

Resumiendo:La clave para conocer para qué usamos la amoladora 115 es comprender que funciona a la perfección para desarrollar trabajos de corte, pulido y desbaste.

Básicamente tenemos dos tipos de amoladoras: las pequeñas, «mal llamadas» mini amoladoras, que utilizan discos de 115.mm o 125.mm, con potencias que van entre los 500W y los 1500W y las amoladoras (sin más adjetivos), en estas solemos encontrar discos de 230.mm, y son modelos con potencias más altas, situándose a los 2000W y 2600W.

Como ya hemos dicho: según el tipo de actividad a hacer, será necesario el tipo de disco a utilizar. Y no lo tendremos nada fácil pues en el mercado existe una enorme variedad de modelos, siendo los más comunes los discos para pulir y el conocido disco diamantado… ¡Debes conocer la amplia variedad de discos para amoladora!

Funcionalidad de la amoladora 115

Debemos tener claro que trabajar con la amoladora 115 es perfecto tanto para los fáciles ideas que tengamos de nuestro hogar como para los trabajos en el ámbito profesional. la amoladora 115 son utensilios que no entienden diferenciaciones entre ambas disciplinas. Ten en cuenta que aunque podamos pensar que para trabajos profesionales demandaremos amoladora 115 más robustas y resistentes, este pensamiento no obedece a ninguna norma.

En determinados trabajos domésticos es posible necesitar un uso continuado de la amoladora 115, mientras que en algunos tareas industriales el uso de la amoladora 115 será puramente residual por lo que no necesitaremos comprar el modelo más caro. La idea que debemos tener en la cabeza: tendremos que seleccionar y decantarse por un producto en función al uso que le daremos a la amoladora 115, sin tener en cuenta que que la su utilidad sea para tareas domésticos o profesionales.

Funcionalidades de la amoladora 115

Como dijimos anteriormente la amoladora 115 sirven para muchas funciones entre los que se encuentran: lijar, pulir o hacer cortes finos en plásticos… Precisamente en el corte esta herramienta saca su mayor rendimiento ya que dichos cortes son rectos y limpios.

En el mercado se encuentra, principalmente, dos clases de la amoladora 115: Las normales y las minis. La diferencia entre estas dos es el tipo de trabajo que debemos realizar. Mientras que las tareas más sutiles se es posible realizar con una mini, las tareas pesadas se suelen realizar con la amoladora 115 normales.

Empleo de la amoladora 115 en el entorno técnico

la amoladora 115 suministra unos más que buenos resultados en cuanto a los cortes que desarrolla, ya que hace cortes rectos y límpios.

También, gracias a la amoladora 115, se logra una superior efectividad a causa del ahorro de tiempo en el trabajo terminado.

Un ejemplo de encargos que se pueden elaborar con la la amoladora 115, son cortes con ángulos en caños de acero. O sea, realizando un corte en el cilindro con una arista a 45 grados, conseguiremos dos caños, que si los aunamos, conformarán un canto de 90 grados, del tubo recto original.

Resumiendo, dependiendo de la faena o trabajo a realizar, precisarás la amoladora 115 con más, o menos potencia. Veremos cada caso.

Función de la amoladora 115 en el bricolaje casero

El uso de la amoladora 115 para las comunes reformas en el ámbito doméstico. En concreto, trabajos de bricolaje, si bien asimismo puede emplear para decapar metales, tajar caños, varitas metálicas, azulejos…

Dependiendo el volumen de la amoladora 115 tendremos la posibilidad de realizar trabajos más árduos o más fáciles.

Cómo usar la amoladora 115

Ahora que ya conocemos qué es la amoladora 115, y sus usos, trataremos cómo trabajar con ella y precauciones a tener en cuenta. primordialmente, para pequeños arreglos en el domicilio bastará con la amoladora 115.

Aunque, en la mayoría de los casos (en el ámbito no doméstico), es necesario emplear la amoladora 115 de mayor fuerza.